lunes, 26 febrero, 2024

Argamasilla de Alba y el ferrocarril. 110¬ļ aniversario de la llegada del primer tren al Lugar de La Mancha

Artículo de José Carretón Moya, jefe de la Policía Local de Argamasilla de Alba

El d√≠a 15 de enero de 2024 se cumplen 110 a√Īos de la llegada del tren a Argamasilla de Alba tras la apertura y puesta en funcionamiento del primer tramo de la la l√≠nea de ferrocarril Cinco Casas-Tomelloso. Fueron muchas las vicisitudes que hubieron de afrontarse para alcanzar ese logro historio tanto por los emprendedores y art√≠fices de este proyecto de desarrollo econ√≥mico, impulsado, todo hay que decirlo, con especial ah√≠nco por el vecino pueblo de Tomelloso de la mano del ilustre Francisco Mart√≠nez Ram√≠rez ‚ÄúEl Obrero‚ÄĚ.

No vamos a entrar aquí a tratar de la génesis y desarrollo de ese proyecto ferroviario ni de los pretéritos intentos por acercar el ferrocarril a estas tierras manchegas que le precedieron y que no llegaron a fructificar por unas u otras razones. Si acaso aportaremos algunas pinceladas de su gestación. Mi intención es dar a conocer aquí de alguna manera como se vivió la llegada del tren a Argamasilla de Alba, relatando siquiera brevemente las principales desvelos, actuaciones de índole municipal y medias que hubieron de llevarse a cabo en el pueblo de Argamasilla de Alba por sus dirigentes y personajes destacados, implicados todos ellos en el objetivo de que este proyecto innovador y de deseado progreso económico para la localidad llegara a ver la luz.

Como bien dec√≠a mi amigo Miguel √Āngel Mart√≠nez Cort√©s en la presentaci√≥n de su √ļltima Tesela, de una u otra forma todos estos personajes locales que estuvieron al frente de sus comunidades, con sus desvelos, aciertos y desaciertos, cada uno en la etapa hist√≥rica que le toc√≥ vivir, ser√≠an los que pondr√≠an en marcha lentamente ese tren del progreso t√©cnico, econ√≥mico y social de nuestros pueblos y ciudades. Nosotros, en cierto modo, solo tuvimos que hacer el esfuerzo de subirnos a √©l. La llegada del ferrocarril a nuestro pueblo no ser√≠a sino una estaci√≥n m√°s de ese largo trayecto hasta nuestros d√≠as.

Desde 1852 fueron diversos y numerosos los proyectos para hacer llegar el ferrocarril a nuestra comarca a trav√©s de redes secundarias a la red principal de ferrocarriles que inclu√≠an a Argamasilla en su desarrollo y que no llegar√°n a fructificar (Tomelloso-Argamasilla de Alba-Alameda de Cervera-Alc√°zar de San Juan, Manzanees-Membrilla-La Solana-Argamasilla de Alba-Ruidera-La Roda, Cinco Casas-Argamasilla de Alba-Tomelloso-Socu√©llamos). Se trataba en suma de articular la regi√≥n manchega con una red de ferrocarriles en torno al nudo ferroviario de Alcazar de San Juan. De todos esos intentos √ļnicamente ver√° la luz la l√≠nea Argamasilla de Alba-Tomelloso desde su enlace con el trazado de Andaluc√≠a (Cinco Casas).i

El 30 de agosto de 1907, a bordo del Giralda, El Rey Alfonso XIII sancionar√≠a la Ley por la que se autorizaba al Gobierno de su majestad para otorgar la concesi√≥n de un ferrocarril de v√≠a ancha de servicio y uso p√ļblico que partiendo de la estaci√≥n de Argamasilla de Alba (actual cinco Casas), terminara en Tomelloso, pasando por el pueblo de Argamasilla de alba, con arreglo al proyecto presentado en el Ministerio de Fomento por D. Francisco Mart√≠nez y Ram√≠rez, y con las modificaciones que en el mismo fuera necesario introducir. Por aquel entonces ostentaba la alcald√≠a de Argamasilla de Alba D. Francisco Montalb√°n Parra. Desde ese momento el proyecto inicial ser√° sometido a estudio por el Ministerio de Fomento con diversas propuestas de modificaci√≥n.

Las características y condicionantes a las que habría de someterse la explotación de este ferrocarril quedarían plasmadas en el pliego de condiciones particulares de fecha 18 de julio de 1911. Dicho pliego exigía que el material móvil que como mínimo habría de disponer este ferrocarril para abrirse a la explotación sería como mínimo el siguiente:

Lokinn

Dos locomotoras.

Dos coches mixtos de 1ª, 2ª y 3ª clase, serie A, B y C.

Dos coches de 1ª clase, serie A.

Cuatro coces de 2ª clase, serie B.

Diez coches de 3ªcclase, serie C.

Tres furgones de equipajes, serie D.

Veinte vagones cerrados, serie J.

Treinta vagones borde alto, serie H.

Cuarenta vagones de borde bajo, serie G.

Como otros datos curiosos cabe se√Īalar que la concesi√≥n de explotaci√≥n se otorgaba por noventa y nueve a√Īos y se obligaba al concesionario a transportar gratuitamente la correspondencia oficial y privada as√≠ como a los conductores y agentes encargados de su distribuci√≥n. Tambi√©n habr√≠a de transportar gratuitamente a los presos y penados.

Muestra del especial inter√©s y empe√Īo de los pueblos de Tomelloso y Argamasilla de Alba en lograr el √©xito de esta empresa, ser√≠a la propuesta de ambas localidades de financiar la obra mediante el establecimiento de un arbitrio especial sobre determinadas mercanc√≠as que habr√≠an de transportarse en el futuro ferrocarril, subvenci√≥n que se fijar√≠a en un importe de 600.000 pesetas. Tras su oportuno estudio por la pertinente Comisi√≥n parlamentaria del Senado dicha propuesta cristalizar√≠a en la Ley de 26 de junio de 1912. D. Joaqu√≠n de Garnica y Sandoval, Marqu√©s de Casa Pacheco y D. Federico Ordax Avecilla, por aquel entonces concejal del ayuntamiento de Argamasilla de Alba, ser√°n claves en este asunto y ser√≠an quienes meses antes mantendr√°n el oportuno contacto con la citada comisi√≥n parlamentaria en defensa de los intereses de Argamasilla de Alba.

De este modo el 25 de julio de 1912 en sesi√≥n del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba presidida por el alcalde D. Antonio Mill√°n Montalb√°n se daba lectura por el Sr. Secretario D. Fernando Chac√≥n Herv√°s, a la citada Ley de veintis√©is de junio de ese mismo a√Īo por la que se autorizaba a los Ayuntamientos de Tomelloso y Argamasilla de Alba para crear un arbitrio con que subvencionar a la empresa constructora de un ferrocarril que partiendo de la estaci√≥n de Argamasilla de Alba (se refiere a la actual estaci√≥n de Cinco Casas y que entonces se conoc√≠a por estaci√≥n de Argamasilla de Alba) y pasando por este pueblo termine en Tomelloso, gravando la uva y sus derivados con una cantidad determinada por unidad, hasta obtener la suma de seiscientas mil pesetas que se cobrar√°n como dice la Ley, en el plazo preciso que la misma se√Īala, y siempre que el ferrocarril se abra a la explotaci√≥n en el t√©rmino que se concede (se establec√≠a un plazo m√°ximo de dos a√Īos desde el comienzo de las obras para iniciar la explotaci√≥n).

Se abr√≠a as√≠ definitivamente tras varias tentativas fallidas, la posibilidad de que por fin fructificara el proyecto de establecer una l√≠nea de ferrocarril que permitiera unir las localidades de Tomelloso y Argamasilla de Alba con la l√≠nea principal de Madrid a Andaluc√≠a, abri√©ndose as√≠ un incipiente e ilusionante escenario de posibilidades de desarrollo econ√≥mico para esta comarca. El 1 de agosto de ese a√Īo la Junta Municipal del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba ratificar√° dicho acuerdo municipal manifestando sus vivos deseos de que la corporaci√≥n municipal gestionara asunto de tanta trascendencia como era la construcci√≥n de un ferrocarril que har√≠a salir a estos pueblos del asilamiento e incomunicaci√≥n en que viv√≠an poni√©ndolos al nivel de los dem√°s pueblos que de tales beneficios disfrutaban. El arbitrio especial se fijar√° en cinco c√©ntimos sobre el precio de transporte para cada arroba de vino, mistelas y alcoholes y dos c√©ntimos por arroba de uva.

Ser√° el 28 de septiembre de 1912 cuando la corporaci√≥n municipal reunida en una sesi√≥n extraordinaria, reciba con satisfacci√≥n la noticia de haberse firmado en Madrid la escritura de constituci√≥n de Sociedad con el Banco Hispano-romano, para la construcci√≥n de un ferrocarril que hab√≠a de pasar por este pueblo. Tal ser√° el j√ļbilo que los se√Īores conejales levantar√°n la sesi√≥n en se√Īal de contento uni√©ndose as√≠ a la alegr√≠a general que ya en ese d√≠a reinaba en la poblaci√≥n. La escritura de constituci√≥n de Sociedad an√≥nima denominada Ferrocarril de Argamasilla-Tomelloso‚ÄĚ, ser√° firmada el d√≠a anterior en Madrid ante el notario Sr. Pinies por el concesionario D. Francisco Mart√≠nez Ram√≠rez y D. Cayetano Lapoya, director del Banco Hispano Romano. El servicio de explotaci√≥n ser√≠a llevado a cabo por la Compa√Ī√≠a de los ferrocarriles de Madrid a Zaragoza ya Alicante (M.Z.A.) seg√ļn convenio establecido y con autorizaci√≥n obtenida del Gobierno para emplear su material m√≥vil y personal necesario al servicio de esta l√≠nea que partir√≠a de la estaci√≥n de Argamasilla de Alba (actual Cinco Casas) y terminar√° en Tomelloso, pasando por el pueblo de Argamasilla.

Sabemos que los trabajos de amojonamiento y se√Īalizaci√≥n del trazado de la nueva l√≠nea ya estaban iniciados a principios de noviembre de ese a√Īo, pues no en vano el ayuntamiento se vio en la necesidad el d√≠a diez de ese mes de publicar un Bando pidiendo a los vecinos que respetasen las estaquillas o mojones que se iban colocando para marcar el trazado donde deb√≠a construirse la l√≠nea f√©rrea. No obstante la inauguraci√≥n oficial de las obras tendr√≠a lugar el d√≠a 24 de noviembre de 1912.

Hac√≠a d√≠as que desde Tomelloso se hab√≠a promovido la celebraci√≥n de un banquete para esa fecha invitando a participar en su organizaci√≥n y financiaci√≥n al ayuntamiento de Argamasilla de Alba, con el fin de obsequiar entre los dos pueblos con una comida a cuantos se√Īores procedentes de Ciudad Real y Madrid pudieran concurrir a dicha efem√©ride. El ayuntamiento argamasillero como no pod√≠a ser de otra manera aceptar√° el ofrecimiento con el fin de salir airoso del compromiso haci√©ndose cargo de un tercio del total del coste de dicho √°gape que ascender√° a 570 pesetas.

Argamasilla de Alba y el ferrocarril. 110¬ļ aniversario de la llegada del primer tren al Lugar de La Mancha

Fotografía publicada en Mundo Gráfico, 4-12-1912. Representaciones oficiales, consejo de administración, autoridades e invitados al acto de inauguración.

Al acto de inauguraci√≥n que tendr√° lugar en la que entonces era la estaci√≥n de Argamasilla de Alba (actual Cinco Casas) asistieron representaciones oficiales e ilustres personas, entre ellas el General Aguilera, el senador D. Arturo Ballestero, el Marques de Casa Pacheco y lo m√°s distinguido de ambas villas. Tambi√©n D. Cayetano Lapoya, Vicepresidente del Consejo de Administraci√≥n del Banco Hispano Romano y D. Francisco Mart√≠nez Ram√≠rez ‚ÄúEl Obrero‚ÄĚ cuya perseverancia y pundonor en la consecuci√≥n de esta empresa hab√≠an hecho posible su materializaci√≥n.

Iniciadas las obras del trazado del ferrocarril y teni√©ndose ya proyectado el lugar de emplazamiento que habr√≠a de tener el edificio de la nueva estaci√≥n de ferrocarril de Argamasilla, era preciso llevar a cabo las obras necesarias para abrir una nueva calle o paseo que condujera a dicho lugar permitiendo as√≠, de una forma √°gil y r√°pida, el trasiego de personas y mercanc√≠as que estaba por llegar. As√≠, el 26 de enero de 1913 se acuerda por el ayuntamiento que la Comisi√≥n de Fomento formada por el alcalde D. Antonio Mill√°n Montalb√°n y por los concejales D. Mauricio Serrano Hern√°n, D. Pedro Lucendo Zarco y D. Carlos G√≥mez Sol√≠s se proceda a la apertura de una calle que v√≠a recta se dirija a la Estaci√≥n f√©rrea que se est√° construyendo extramuros de la poblaci√≥n, aconsejando en primera instancia ‚Äúel estudio de una que pasando por el Puente del Altillo, tome el camino del Cementerio y desde este uno transversal a la Estaci√≥n‚ÄĚ.

Si bien esa ser√° la primera opci√≥n que se plant√©, ser√° descartada al igual que otras posteriores y no ser√° hasta el mes de julio de ese mismo a√Īo cuando se lleve a cabo al se√Īalamiento definitivo del nuevo vial pensado ya como calle-paseo que en l√≠nea recta habr√≠a de conducir desde la localidad a la estaci√≥n. A finales de julio de 1913 D. Pedro Lucendo Zarco y D. Carlos G√≥mez Sol√≠s, tras analizar los distintos lugares que el Ayuntamiento ten√≠a como preferentes para la apertura de la calle-paseo a la nueva Estaci√≥n y el oportuno estudio realizado sobre el terreno, estimar√°n como m√°s ventajoso y c√≥modo al p√ļblico, el que la nueva v√≠a se se√Īalara a continuaci√≥n y como si fuera prolongaci√≥n de la por entonces denominada calle de la Amargura (actual calle General Aguilera) abriendo boquete en las casas que hab√≠a enfrente de dicha calle en la calle de Pont√≥n de Crespo (actual calle Duque de Alba) para unirlas al paseo que en forma sesgada, casi recta, parase en la citada estaci√≥n del ferrocarril. Este proyecto ser√° aceptado por unanimidad acord√°ndose el inicio de los trabajos en el plazo m√°s breve posible.

Obviamente acometer la apertura de un nuevo vial de importantes dimensiones (se calculaba una anchura de 25 metros), que adem√°s supondr√≠a tener que acometer la compra de terrenos a particulares obligaba a realizar un importante esfuerzo econ√≥mico, lo que para un ayuntamiento con escasos recursos supondr√≠a un importante reto. Como consecuencia de ello y ante la precaria situaci√≥n presupuestaria municipal el ayuntamiento acordar√° crear para semejante obra p√ļblica, el arbitrio de la prestaci√≥n personal que autorizaba el art. 74 de la entonces vigente Ley municipal comprendiendo en este servicio a todas las personas mayores de diecis√©is y menores de cincuenta que no se hallen imposibilitadas o excluidas con arreglo a la legislaci√≥n vigente (quedaban exceptuados de la prestaci√≥n personal los militares en activo, los acogidos en establecimientos de caridad, los misioneros para Filipinas y las mujeres y los ordenados in sacris). Se acord√≥ asimismo que tambi√©n recayera dicha prestaci√≥n sobre carruajes y caballer√≠as de carga y tiro, salvo los exceptuados por el art. 44 del reglamento de 8 de abril de 1848, en la forma y cuant√≠a que fuera acordada una vez conocida que sea la importancia del trabajo que hab√≠a de realizarse.

Respecto a la compra de los terrenos necesarios para construir el nuevo vial, algunos propietarios que gozaban de holgada posici√≥n social y econ√≥mica ofrecieron vender sus terrenos al ayuntamiento por un precio inferior al de mercado. Tal fue el caso de los que hab√≠an sido anteriormente alcaldes de Argamasilla de Alba D. √Āngel Parra A√Īover y D. Mauricio Serrano Hern√°n, reduciendo el precio de la vara de terreno de cincuenta c√©ntimos a treinta y siete c√©ntimos y medio en atenci√≥n a la naturaleza de la obra proyectada. Tambi√©n ser√≠a preciso comprar la casa denominada ‚Äúdel franc√©s‚ÄĚ situada en la calle Pont√≥n de Crespo y que era preciso derribar, para desde la calle de la Amargura y en l√≠nea recta dar acceso al paseo-calle que habr√≠a de conducir a la nueva estaci√≥n de ferrocarril.

Dicha vivienda deb√≠a de estar deshabitada en esa √©poca no figurando datos acerca de su propiedad. Ante esta situaci√≥n el ayuntamiento ordenar√° a un maestro alba√Īil y otro carpintero para que procedan al aprecio de la citada casa, valoraci√≥n que ser√≠a procedente conservar por si alguien alegara y justificara derechos sobre la mencionada casa proceder a la oportuna indemnizaci√≥n (la citada casa del franc√©s ser√≠a valorada en mil cincuenta pesetas y setenta y cinco c√©ntimos). El abono de las indemnizaciones por la expropiaci√≥n de los solares por donde hubo de construirse la nueva calle-paseo no debi√≥ de realizarse con la solvencia y rapidez debida, pues no en vano se tiene constancia de que m√°s de que casi 20 a√Īos despu√©s alg√ļn que otro vecino fue resarcido por el ayuntamiento con motivo de esas expropiaciones como fue el caso del vecino Gregorio Ruiz L√≥pez por el solar que ten√≠a en la calle Pont√≥n de Crespo. En 1915 y 1918 se plantar√°n √°rboles en el paseo de la estaci√≥n y en 1916 se nombrar√° como Guarda del paseo al vecino Javier D√≠az L√≥pez con el haber diario de 50 c√©ntimos.

Argamasilla de Alba y el ferrocarril. 110¬ļ aniversario de la llegada del primer tren al Lugar de La Mancha

El paseo de la estación de Argamasilla de Alba en la segunda década del pasado siglo.

Será ya en 1928 cuando a propuesta del entones alcalde D. Pedro Antonio Martínez Lucendo el paseo de la estación se denomine de forma oficial como Avenida de S.M. el Rey don Alfonso XIII (décadas más tarde será titulada con el nombre de su predecesor en el trono pasando a denominarse calle de Alfonso XII).

De este modo llegar√° el gran d√≠a de la inauguraci√≥n del primer tramo de 14 kil√≥metros del nuevo trazado ferroviario (Cinco Casas-Argamasilla de Alba) con la llegada del primer tren al Lugar de la Mancha que tendr√° lugar en la tarde del d√≠a 15 de enero de 1914. Ostentaba entonces la alcald√≠a de Argamasilla D. Pedro Padilla Parra tras la dimisi√≥n de D. Antonio Mill√°n Montalb√°n acaecida en abril del a√Īo anterior y completaban la corporaci√≥n municipal D. Pedro Lucendo Zarco (primer teniente de alcalde), D. Casimiro S√°nchez Pardo, D. Jes√ļs Alonso Serrano Vela (Regidor s√≠ndico), D. Federico Ordax Avecilla, D. Francisco Montalb√°n Parra, D. √Āngel Parra A√Īover, D. Carlos G√≥mez Sol√≠s (segundo teniente de alcalde), D. Ricardo Lanzarote Cros, D. Vicente Serrano Hern√°n (Regidor interventor), D. Rogelio Aliaga Ruiz y D. Carlos Lanzarote Albillo.

El vecindario argamasillero acudir√° en masa en la nueva estaci√≥n de ferrocarril para recibir al deseado tren en su viaje inaugural con gran entusiasmo, pues no en vano ve√≠an en esta nueva infraestructura de transporte que ahora v√≠a la luz una gran oportunidad para potenciar el emergente y pr√≥spero comercio de vinos. La entrada del tren en la estaci√≥n ser√° aclamada con estruendosos v√≠tores y aclamaciones entusiastas de los asistentes seg√ļn relatan los peri√≥dicos de la √©poca. No faltar√° una banda de m√ļsica para amenizar el acto y el lanzamiento de cinco docenas de cohetes tra√≠dos para dicha inauguraci√≥n.

Argamasilla de Alba y el ferrocarril. 110¬ļ aniversario de la llegada del primer tren al Lugar de La Mancha
Fotografría publicada en Mundo Gráfico, 21-01-1914. Llegada del tren a Argamasilla de Alba en su viaje inaugural.

Al acto inaugural asistir√≠an representantes de la prensa madrile√Īa, diputados a Cortes por el distrito, los alcaldes de los pueblos de Tomelloso y Argamasilla de Alba, el subjefe del Servicio del movimiento de la Compa√Ī√≠a de Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y a Alicante (M.Z.A.), el director de la nueva Compa√Ī√≠a del Ferrocarril de Argamasilla-Tomelloso, D. Francisco Mart√≠nez Ram√≠rez y consejeros de la misma, as√≠ como representantes del Banco Hispano Romano.

Los ilustres invitados se habían desplazado inicialmente desde Madrid a Alcázar de San Juan donde asistieron a un banquete, saliendo después la comitiva en un tren especial que los llevó primero hasta cinco Casas, estación de partida de la nueva línea y recorriendo después los 13 kilómetros hasta Argamasilla de alba. Una vez en Argamasilla tuvo lugar un lunch donde se pronunciaron los discursos de rigor tras lo cual la comitiva emprendería el regreso a Madrid.

Argamasilla de Alba y el ferrocarril. 110¬ļ aniversario de la llegada del primer tren al Lugar de La Mancha
Fotografría publicada en Mundo Gráfico, 21-01-1914. Llegada del tren a Argamasilla de Alba en su viaje inaugural.

La Gaceta de los Caminos de Hierro en su n√ļmero de 16 de febrero de ese mismo a√Īo nos describe las caracter√≠sticas del edificio de la nueva y flamante estaci√≥n de Argamasilla: ‚ÄúLa estaci√≥n de Argamasilla de alba es un edificio esbelto, compuesto de planta baja, alta y desv√°n. En la primera se hallan las oficinas del movimiento y en la alta la vivienda del jefe, provista de comodidades a√ļn no adoptadas en las grandes l√≠neas‚ÄĚ. Respecto a las instalaciones adyacentes refiere que tienen una amplitud conveniente, sin haberse escatimado la expropiaci√≥n de terrenos apareciendo perfectamente atendidas las necesidades del tr√°fico actual y prevenidas las contingencias del futuro.

Extendida sobre un terreno llano, las obras de f√°brica del tendido ferroviario aleda√Īas a Argamasilla de Alba se reduc√≠an a un puente de 13 metros de luz y un pont√≥n de seis metros, ambos met√°licos sobre el rio Guadiana (el primero sobre el Canal del Gran Prior y el segundo sobre el denominado Malec√≥n de Santiago), algunas alcantarillas de 1,60 metros y casillas de guarda y un paso inferior de 2,30 metros conocido en Argamasilla como ‚ÄúEl ojo de la via‚ÄĚ. Los puentes met√°licos y el llamado ‚ÄúOjo de la v√≠a‚ÄĚ son junto a la antigua estaci√≥n los vestigios m√°s representativos que hoy en d√≠a quedan en nuestra localidad de aquel ferrocarril.

La alegr√≠a por el reciente viaje inaugural no impedir√° que apenas tres d√≠as m√°s tarde, el Ayuntamiento a instancias del concejal Ricardo Lanzarote se acuerde que la Comisi√≥n de Fomento requiera al representante de la empresa del ferrocarril en esta localidad, D. Manuel de Padilla para que se proceda al arreglo de los terraplenes en los pasos-niveles del camino del Campo de Criptana y de Alc√°zar, d√°ndoles m√°s anchura y poniendo algunos obst√°culos laterales para evitar ca√≠das caballer√≠as o carruajes que pudieran originar grandes desgracias, requerimiento que ser√≠a preciso hacer por tres veces ante la inacci√≥n de la empresa, advirti√©ndose en la tercera de ellas al Sr. Director de dicha compa√Ī√≠a que caso de ser desatendida la petici√≥n, a pesar de las cordiales relaciones de amistad y simpat√≠a que siempre hab√≠an inspirado al Ayuntamiento la obra, se ver√≠a obligado a dar una queja al Excmo. Sr. Director de obras P√ļblicas.

Dicha advertencia hubo de surtir efecto puesto que a mediados del mes de marzo se recibir√° una comunicaci√≥n del Director de la compa√Ī√≠a del ferrocarril de Argamasilla a Tomelloso accediendo al arreglo de los terraplenes de los caminos de Alc√°zar y de Campo de Criptana.

Argamasilla de Alba y el ferrocarril. 110¬ļ aniversario de la llegada del primer tren al Lugar de La Mancha
Fotografría publicada en Mundo Gráfico, 21-01-1914. Llegada del tren a Argamasilla de Alba en su viaje inaugural.

La inauguraci√≥n del ferrocarril conllevar√° un l√≥gico incremento del tr√°fico de mercanc√≠as por la recientemente abierta calle-paseo que conduc√≠a a la estaci√≥n que exigir√≠a la adopci√≥n de algunas medidas para regular su tr√°nsito, pues no en vano la llegada del ferrocarril a Argamasilla va a representar un importante impulso como medio auxiliar de transporte para la industria vitivin√≠cola principalmente. Tal es as√≠ que en febrero de 1914 a propuesta del concejal D. Jes√ļs Antonio Serrano Vela se acordar√° que en ambos extremos de este vial se ponga un cartel anunciando que se observe por los conductores de carruajes el guardar siempre la mano derecha durante la marcha. Probablemente fuera √©sta, si no la primera, una delas primeras se√Īales de tr√°fico de nuestra localidad.

En abril se acordar√° por la corporaci√≥n municipal se√Īalar la ruta a la estaci√≥n f√©rrea para que por ella se conduzcan los carros de transporte, a fin de evitar la destrucci√≥n de calles de la poblaci√≥n, debiendo servirse por la carretera que conduce a la estaci√≥n de cinco Casas y desde ella tomar la calle de la Amargura (actual calle General Aguilera) recientemente arreglada y siguiendo por ella, tomar el paseo a la Estaci√≥n que est√° como una continuaci√≥n de la misma.

En 1915 la compa√Ī√≠a obtendr√≠a un beneficio bruto de 290.630 pesetas, del cual 44.622,05 corresponder√≠an a lo recaudado por el arbitrio especial creado al amparo de la Ley de 26 de junio de 1912. El movimiento de viajeros seria de 36.731 billetes, con el promedio de 101 viajeros diarios. Por lo que respeta las mercanc√≠as se transportar√°n 417.403 kilogramos de mercanc√≠as de gran velocidad y 49.348 toneladas en peque√Īa velocidad. Sin embargo en mayo de 1918 el Consejo de Administraci√≥n de la compa√Ī√≠a encargada de la explotaci√≥n (M.Z.A.), ante el enorme encarecimiento experimentado por los gastos de explotaci√≥n que considerar√° lesivos para sus intereses, propondr√° a la Junta General de accionistas hacer uso de su facultad para denunciar el convenio celebrado con la concesionaria del ferrocarril de Argamasilla de Alba a Tomelloso de fecha 2 de julio de 1913 que habr√≠a de dejar de regir el 21 de julio de 1918.

Buena culpa de esta decisi√≥n lo tendr√° la p√©sima y negativa influencia que la Gran Guerra, que entonces ten√≠a lugar en Europa, tendr√≠a sobre las empresas espa√Īolas en relaci√≥n con el suministro de recursos y bienes para la industria. La medida se pospondr√° durante un tiempo pero finalmente a partir del uno de abril de 1921 la compa√Ī√≠a del ferrocarril Argamasilla-Tomelloso pasar√° a encargarse por s√≠ misma de la explotaci√≥n de su l√≠nea que hasta entonces hab√≠a llevado a cabo la Compa√Ī√≠a de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante (M.Z.A.) esta explotaci√≥n se mantendr√° hasta 1941 a√Īo en que pasar√° a RENFE.

En 1927 el Ayuntamiento de Argamasilla de Alba acordar√≠a por unanimidad dejar de consignar cantidad alguna en el presupuesto que habr√≠a de regir ese a√Īo en relaci√≥n con la subvenci√≥n de construcci√≥n del ferrocarril, toda vez que la empresa constructora ten√≠a satisfecha la totalidad de la subvenci√≥n que por tal concepto hab√≠a venido percibiendo desde el a√Īo 1914.

Comenzar√≠a as√≠ su andadura, hace 110 a√Īos, un proyecto ilusionante en su gestaci√≥n que con altibajos, alternando √©pocas de relativo esplendor (d√©cada de los a√Īos 60) con otras de penuria, se mantendr√≠a en el tiempo hasta que el 21 de noviembre de 1970 se decret√≥ la supresi√≥n del servicio de viajeros y mercanc√≠as de detalle para cerrarse el 1 de enero de 1985 el servicio de mercanc√≠as por acuerdo del Consejo de Ministros de 1984. El 28 de septiembre de 1995, el Consejo de Ministros autorizar√≠a a RENFE para proceder al levantamiento de la v√≠a y de las instalaciones anejas.

Bibliografía:

Las Vías de la Modernización. Ferrocarril, Economía y Sociedad en la Mancha, 1850-1936. José ángel Gallego palomares. Patronato Municipal de Cultura. Alcázar de San Juan 2004 (p. 16,17).

Fuentes:

Archivo Municipal de Argamasilla de Alba.

Biblioteca Nacional de Espa√Īa

Federación Castellano Manchega de Amigos del Ferrocarril

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí