martes, 21 mayo, 2024

Sánchez no ve equiparable las posiciones de Junts y Vox sobre migración, tras las palabras de Page

El presidente de Castilla La Mancha dijo que si Vox propusiera lo mismo que Junts "todo el mundo se rasgaría las vestiduras"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ve equiparables las posiciones sobre migración de Junts y Vox y defiende que Cataluña, también en el periodo en que el partido posconverente ha gobernado, ha sido una de las comunidades más solidarias en el reparto de migrantes, al contrario que el partido de Santiago Abascal, según ha indicado.

Sin embargo Sánchez ha seguido cargando contra Vox al señalar que utiliza el debate de la migración para generar «miedo e inseguridad» y considera que promueven una política migratoria «xenófoba». Al ser cuestionado directamente sobre si percibe diferencias en materia migratoria entre Junts y Vox, dice que Cataluña tiene un comportamiento muy distinto en el reparto de migrantes a Vox.

A juicio de Sánchez esto ocurre ahora que en Cataluña gobierna ERC, pero también en los momentos que lo hizo Junts o sus partidos antecesores.

En esta misma línea y ante las declaraciones de dirigentes de Junts que abogan por expulsar a migrantes multireincidentes y a decidir sobre el número de migrantes que llegan a Cataluña, Sánchez ha defendido a la formación independentista. «Yo escuché ayer al secretario general de Junts per Cataluña (Jordi Turull) decir que no son un partido xenófobo», ha indicado.

En todo caso, ha dejado claro que la política migratoria de España «está bien definida» por parte del Gobierno Central, que tiene una persepctiva «completamente humanista» del fenómeno migratorio.

Asimismo ha reiterado que, a su juicio, quien ha incorporado a un partido xenófobo a las instituciones y a la gobernabilidad de comunidades autónomas y ayuntamientos, es el Partido Popular al formar gobiernos con Vox.

Sánchez también ha sido cuestionado sobre las palabras de García Page, que dijo que el Gobierno está en un «laberinto» con su política de improvisación y de negociaciones de calado en un pasillo o por teléfono, después de que el PSOE accediese a delegar las competencias de migración a Cataluña en un pacto de última hora para salvar la convalidación de varios decretos.

A este respecto, el presidente ha rechazado estar en un laberinto y sostiene que no trabaja «sobre un espacio vacío» y que además tiene claro «el horizonte de la legislatura» de la legislatura y los objetivos que se ha planteado: el empleo, los derechos sociales y la convivencia, según ha repetido.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí