domingo, 25 febrero, 2024

San Valentín: 3 planes en la Ruta del Vino de La Mancha para amantes del vino y el carnaval

Catas de chocolate y vino en los viñedos más altos de la llanura manchega, un recorrido por miles de cuevas-bodega a 12 metros bajo tierra o una mesa para dos en un restaurante con lo mejor de la gastronomía manchega

Pocos planes hay más románticos que pasear por el mayor viñedo del mundo. Si además es en el año en el que coinciden San Valentín y Carnaval en el calendario, la escapada a la Ruta del Vino de La Mancha se convierte en el plan perfecto para parejas que aman el vino, tanto como disfrutar de la gastronomía y las tradiciones.

Si este San Valentín buscas sorprender a tu pareja con un plan slow en el que poder disfrutar del tiempo a solas: la Ruta del Vino de La Mancha es tu destino. Aquí tienes tres planazos que incluyen los tres pilares básicos para que tu escapada en pareja sea un éxito rotundo: alojamiento, buena gastronomía manchega y vivir el enoturismo del mayor viñedo del mundo. Ser testigo de cómo se elabora el vino en tinajas de barro, catar los sabores de La Mancha y descubrir atardeceres infinitos nunca fue más romántico.

Lokinn

1.-El Toboso: enoturismo dulce en tierra de Dulcinea

Recorrer las calles de El Toboso es recordar el verdadero amor del Siglo de Oro a través de las palabras de Cervantes. En esta encantadora parada de la Ruta del Vino de La Mancha, famosa en todo el mundo por ser la tierra de Dulcinea, puedes disfrutar de uno de los planes más dulces.

Enoturismo: Del 10 al 17 de febrero, Finca Antigua te ofrece una cata de vino y chocolate. Una experiencia en la que descubrir los sabores de un enoturismo único; el que solo se puede vivir en los viñedos de esta tierra, en lo más alto de la llanura manchega (900 metros), a apenas 20 minutos de la tradicional arquitectura de La Mancha que se extiende por las plazas de El Toboso. Aquí, junto a la ermita de San Sebastián, se encuentra también la Bodega Campos de Dulcinea, que lleva elaborando vino desde 1926 y ofrece experiencias enoturísticas ideales tanto para expertos como para aprendices.

Gastronomía: Por sus tímidos patios, que asoman tras las puertas entreabiertas que dan a la calle, se cuela la calma y el olor a puchero de invierno, a guiso de caza, a migas y dulces de las hermanas Clarisas. El olor que se escapa de los fogones de El Rincón de La Mancha, donde disfrutar de los sabores de la gastronomía manchega y de una sobremesa tranquila y apacible.
Alojamiento: Para descansar, nada mejor que la Hospedería Casa de La Torre o la Casa Rural Tía Sofía. Lo más parecido a tener tu refugio de fin de semana en este rincón de la provincia de Toledo. Todas las comodidades para disfrutar de El Toboso con un toque muy cervantino.
Pero si una parada sola te sabe a poco, siempre puedes disfrutar de ‘Cuna del amor: Don Quijote y Dulcinea’, una escapada enoturística que Don Quixote Tours ofrece del 13 al 18 de febrero y combina visita teatralizada, ruta literaria, almuerzo y cata de vino y chocolate en El Toboso, con un paseo por Campo de Criptana, en el que poder visitar la Sierra de los Molinos y ver de cerca el funcionamiento de su espectacular maquinaria del siglo XVI.

2.-Villarrobledo: Cata de vino en tinajas y mesa para dos con sabor a Guía Michelin

Declarado de Interés Turístico Nacional, el Carnaval de Villarrobledo es uno de los carnavales con mayor tradición de toda España y eso lo convierte en un plan infalible para disfrutar de una escapada romántica que combine tradición, diversión y enoturismo de calidad. A dos horas de Madrid, esta parada de la Ruta del Vino de La Mancha, te propone empezar la escapada de San Valentín con su Jueves Lardero, una de las citas claves del carnaval de este rincón de Albacete.

Alojamiento. Música, gachas y vino de la tierra para acompañar a la tradicional ‘mona’ (bizcocho con el huevo cocido o de chocolate) o el ‘hornazo’ (bizcocho salado). Y entre murgas y chirigotas, Casa Lorenzo es la opción perfecta para pasar la noche. Todas las comodidades, cocina de vanguardia y un entorno natural en el que disfrutar de la tranquilidad y el aire puro.

Gastronomía. Para vivir el amor con todos los sentidos, nada mejor que reservar una mesa para dos en el Restaurante Azafrán: el templo para foodies de la llanura manchega. La laureada chef Teresa Gutiérrez ofrece en este lugar una experiencia gastronómica única en la que las recetas tradicionales de la cocina manchega adquieren otro nivel gracias a su sutil interpretación de los sabores de siempre con una presentación vanguardista. Una experiencia Bib Gourmand, con el sello de la Guía Michelin que garantiza la máxima calidad a un precio al alcance de todos.

Enoturismo. Las Bodegas César Velasco son el broche de oro a una escapada de lujo y sabor manchego por la Ruta del Vino de La Mancha. Y es que no hay mejor San Valentín que el que incluye una experiencia en la que ser testigo de primera fila de algo tan emocionante como el arte de hacer vino en tinajas. Una cata de vinos elaborados en tinajas hechas con una técnica viva desde hace más de cuatro siglos es el mejor plan para compartir con la persona que amas.
Ése, o recorrer la finca de Pago de La Jaraba y disfrutar de una de sus experiencias, que combinan el enoturismo con el óleo y el agroturismo. Una visita que culmina con una cata de sus mejores vinos y una degustación de los mejores bocados de la gastronomía local.

3.-Tomelloso: el destino de los auténticos winelovers

Un patrimonio vitivinícola incalculable hace de Tomelloso un destino ideal para celebrar San Valentín. En este punto de la Ruta del Vino de La Mancha, la celebración es casi inevitable, pues son muchos los espacios que invitan a disfrutar del arte, la naturaleza y la tradición.

Enoturismo. Tomelloso puede presumir de ser el Mejor Municipio Enoturístico de España 2022 (Acevin) y no fueron pocos los motivos que la llevaron a alzarse con ese título. En el siglo XIX, cerca de 2.500 cuevas-bodega fueron horadadas a 12 metros, bajo la ciudad, para almacenar y elaborar vino. Una arquitectura subterránea que le da a Tomelloso un encanto especial, pero no es el único. Con Saber Sabor o Selfie Tour se pueden organizar rutas para ver los bombos, las chimeneas o asistir a una cata de vinos en cualquiera de las bodegas de la ciudad, entre las que está Vinícola de Tomelloso o Virgen de las Viñas Bodega y Almazara, la cooperativa de vino más grande del mundo.

Alojamiento. Las Viviendas de Uso Turístico, los apartamentos y casas rurales de los municipios de la Ruta son una alternativa ideal para este tipo de escapadas en las que buscas la intimidad del hogar, sin renunciar a las comodidades que te ofrece un buen hotel.

Gastronomía. Tomelloso tiene dos paradas perfectas para una velada sorprendente: Orbe Kitchenbar y Restaurante La Antigua. Cocina de fusión a mitad de camino entre los sabores manchegos y las recetas mediterráneas. Toques de frescura con mucho color y pinceladas de modernidad que maridan a la perfección con una carta de vinos de la tierra excelente. No olvidemos que estamos en la Ruta del Vino de La Mancha.

A menos de media hora de Tomelloso, la Patria del Vino te espera con grandes planes para celebrar San Valentín y Carnaval. El Museo Torre del Vino de Socuéllamos arranca su agenda de planes el 14 de febrero con un taller de tarjetas de San Valentín (18:30h) y continúa el día 16 con el showcooking de Javi Alcolea ‘Flores de carnaval’. Ya el día 22 acoge la entrega de premios del XV Certamen Nacional de Poesía Carmen Arias (20h) y una cata de vinos blancos locales, que tendrá lugar el día 24 a las 18:30 horas (actividades gratuitas. Inscripción previa: 926 67 49 05).

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí