miércoles, 10 julio, 2024

44 a√Īos de c√°rcel y desheredado el hombre que asesin√≥ a sus padres mientras dorm√≠an en Brihuega

Los hechos juzgados ocurrieron el 9 de mayo de 2022

La Audiencia Provincial de Guadalajara ha condenado a 44 a√Īos de c√°rcel -22 por cada crimen- a A.C.S. por asesinar a sus padres en mayo de 2022 cuando estos estaban ech√°ndose la siesta en la finca familiar de Brihuega, seg√ļn la sentencia.

Los hechos juzgados ocurrieron el 9 de mayo de 2022, cuando el acusado, que vivía en la misma finca que sus padres pero en otra vivienda, se acercó hasta la casa cuando estos estaban en la siesta y primero clavó un cuchillo a su padre y luego hizo lo mismo con su madre, aunque en este caso, varias veces.

La Fiscal√≠a solicitaba para el acusado una pena de 40 a√Īos de c√°rcel por los dos cr√≠menes, 20 por cada uno, que en el caso de la Acusaci√≥n Particular se elev√≥ hasta los 25 a√Īos.

Considera pues la sentencia al autor penalmente responsable de dos delitos de asesinato con la agravante de parentesco, y le condena al pago de 300.000 euros a su hermana.

Lokinn

Adem√°s, queda desheredado, al considerarle el juez incapaz para para suceder a sus padres por incurrir en causa de indignidad al haberles dado muerte.

HECHOS PROBADOS

La sentencia considera probado que el 9 de mayo de 2022, el acusado se dirigi√≥ al domicilio de sus padres y encontr√≥ al padre acostado en el sal√≥n y a la madre en el dormitorio. Una vez en la casa, con las manos enguantadas y empu√Īando un cuchillo de cocina, con la intenci√≥n de quitar la vida a su padre, fue a donde este dorm√≠a y le asest√≥ una pu√Īalada en el cuello caus√°ndole la muerte, si bien antes de fallecer el agredido se despert√≥ y pidi√≥ auxilio, tratando de llegar al dormitorio donde estaba su esposa. Antes de eso, se desplom√≥ en el umbral, donde falleci√≥ por la herida ocasionada.

Seguidamente, el asesino se dirigi√≥ a su madre, que se hab√≠a levantado y acercado a la puerta del dormitorio al o√≠r a su marido y, con √°nimo de quitarle la vida, le asest√≥ siete pu√Īaladas que le ocasionaron la muerte. Dos consistieron en incisiones paralelas en el cuello de la regi√≥n cervical lateral izquierda. Las otras cinco fueron en el t√≥rax. Ninguno de los dos tuvo oportunidad de defenderse del ataque.

Sí que aprecia el texto de la sentencia que el ya condenado consume habitualmente alcohol, cannabis y cocaína, del mismo modo que padece diversas enfermedades mentales de carácter psicótico, estando diagnosticado de bipolaridad tipo 1, Psicosis y Trastorno de Personalidad no especificado, por las que ha tenido incontables ingresos por episodios de ideación autorreferencial de prejuicio, alucinaciones auditivas y juicios de la realidad alterados.

En todo caso, tal y como se recalca ahora, el veredicto del jurado no consider√≥ probado que el consumo habitual anulara su capacidad para entender que con esas pu√Īaladas iba a causar la muerte de sus padres.

Esto se refrenda en los Fundamentos de Derecho de la sentencia, que apunta que tanto de los informes médicos como de lo manifestado por todos los peritos puede considerarse probado que las facultades mentales del acusado no se encontraban alteradas cuando dio muerte a sus padres, pues la situación que tenía y que fue directamente presenciada por todos los expertos que tienen contacto con el acusado así lo determina taxativamente.

Indica, igualmente, que es ¬ęincompatible¬Ľ la situaci√≥n que el asesino presentaba con la de una alteraci√≥n, como aseguraba la defensa del acusado durante el juicio.

A√Īade que no hab√≠a motivo alguno para considerar que se encontrara bajo los efectos de un brote psic√≥tico o por consumo de t√≥xicos, sino m√°s bien para considerar que no ment√≠a cuando dijo a las doctoras que el consumo era de d√≠as antes y que hab√≠a matado a sus padres, no a ¬ęun monstruo y a un √°ngel demon√≠aco¬Ľ, premisa defendida por el acusado en su declaraci√≥n.

¬ęDebe tenerse en cuenta adem√°s que tal episodio ser√≠a incompatible con uno real por su escasa duraci√≥n, ya que te√≥ricamente habr√≠a dejado de tenerlo cuando sali√≥ de la casa y fue a la de su padrino, a quien percibi√≥ de modo totalmente normal¬Ľ, aduce la sentencia, que recuerda c√≥mo el asesino ¬ęemple√≥ guantes y simul√≥ un intento de robo bajando la televisi√≥n de su sitio y arrojando un reloj al porche, deshaci√©ndose de pruebas que le pudieran incriminar¬Ľ.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí