sábado, 2 diciembre, 2023

Trabajo ve la reducción de jornada como objetivo «alcanzable» y pide no bromear con horarios de «sol a sol»

Se ha manifestado que "llevamos con el módulo de las 40 horas semanales y las 8 horas diarias más de un siglo"

- Advertisement -
- Advertisement -

El secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, ha manifestado que el Ministerio de Trabajo y Economía Social sigue viendo como objetivo «alcanzable y razonable» la reducción de 37 horas y media a la semana durante 2024 y ha pedido no «hacer chascarrillos, ni bromear» con los trabajadores que tienen horarios «de sol a sol».

A preguntas de los medios en Toledo antes de la inauguración de las jornadas de ‘Salud Mental y precariedad laboral. La gestión de los riesgos psicosociales’, ha manifestado que «llevamos con el módulo de las 40 horas semanales y las 8 horas diarias más de un siglo».


Lokinn

«Con las 40 horas semanales, casi más de tres décadas. Por lo tanto, yo creo que es el momento de abrir este debate. Porque no hay ninguna duda de que una de las principales causas del malestar social que causa el trabajo, en la salud mental de los trabajadores, es precisamente trabajar por encima de horarios razonables», ha aseverado Pérez.

Respecto a las palabras del presidente de la Confederación de Hostelería de España, José Luis Yzuel, que expresó que «toda la vida en hostelería» se ha hecho «media jornada, de 12 a 12», ha considerado que no es de recibo «banalizar» con los exceso de jornada «en sociedades del siglo XXI, donde la productividad ha crecido exponencialmente», rechazando que «todavía se juegue con la idea de jornadas agotadoras».



«NO HAY ESCASEZ DE TRABAJADORES»

A su modo de ver, «en España, ni en la hostelería ni en ningún otro sitio hay un problema de escasez de trabajadores, lo que hay es un problema de malas condiciones de trabajo», porque no se trata sólo del salario, se trata también de que los trabajadores y las trabajadoras cuando trabajan no pierdan «los derechos a cuidar de sus hijos, a tener una mínima vida familiar, a poder tener una vida cultural o a tener ocio».

Así, ha situado a España como «un país que sufre el exceso de jornada, con horas extraordinarias impagadas», y por ello «la Inspección de Trabajo y Seguridad Social está llevando una actuación muy contundente para evitar estos abusos».



Además, ha reconocido que «hay un repunte de las enfermedades mentales» por nuevas realidades «como el síndrome del ‘burnout’, con trabajadores estresados, sometidos a fórmulas de acoso laboral», señalando que con el algoritmo MAX «permite descubrir qué empresas están haciendo horas extras sin pagar».

EL TRABAJO NO PUEDE SER SUFRIMIENTO

Sobre las jornadas de salud mental del Consejo de la Unión Europea, el secretario de Estado lo ha calificado como «uno de los debates más innovadores de todos los que se van a producir en Europa durante la presidencia española».


Advertisement

Por ello, ha centrado el debate en que «el espacio laboral no puede ser un lugar de sufrimiento y que la gente tiene derecho a trabajar, a tener salarios dignos y a vivir oportunamente sin que el trabajo sea uno más de sus problemas».

«Combatir la precariedad seguramente es más eficaz que centenares de ansiolíticos y de pastillas y de lo que se trata ahora es precisamente de reflexionar sobre estos aspectos», ha enfatizado.



España, ha señalado, «no solo ha liderado este debate sino que ha pedido un informe al Consejo Social Europeo». «Esperemos que en octubre el Consejo de la Unión Europea pueda llevar a cabo unas conclusiones sobre precariedad y salud mental», ha confiado.

El Ministerio de Trabajo quiere impulsar una directiva de riesgos psicosociales en el conjunto de Europa, ha remarcado, defendiendo que «la reforma laboral impulsada por Yolanda Díaz es seguramente el antídoto más grande de la historia laboral española contra la precariedad».

- Advertisement -
Últimas Noticias
- Advertisement -
Noticias Relacionadas
- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí