viernes, 19 abril, 2024

Manuel Buendía imparte una clase magistral de pintura con vino para celebrar el Día del Enoturismo en Argamasilla de Alba

El lugar de La Mancha se adelantó a la celebración del Día del Enoturismo con una master class a cargo de Manuel Buendía, en la cual se combinó la creatividad artística y la pasión por el vino

Aunque el Día Mundial del Enoturismo se celebra el 7 de noviembre, la Concejalía de Turismo y Cultura de Argamasilla de Alba decidió adelantarse a la celebración y lo hizo de una manera original y única. El pasado domingo, 5 de noviembre, amantes del arte y del buen vino se reunieron para participar en una clase magistral impartida por Manuel Buendía, artista plástico y sumiller. El evento no solo ofreció la oportunidad de aprender a pintar con vino, sino también de degustar algunos vinos locales y de la zona.

La concejala de Turismo y Cultura, María José Díaz, fue la encargada de presentar esta atractiva propuesta que fusiona el arte y el vino. Esta iniciativa se enmarca en las celebraciones del Día del Enoturismo y demuestra el compromiso de la Concejalía de Turismo por ofrecer experiencias únicas a los vecinos y vecinas, así como a los visitantes de la localidad.

Manuel Buendía imparte una clase magistral de pintura con vino para celebrar el Día del Enoturismo en Argamasilla de Alba

Manuel Buendía orientó a los participantes a través de los secretos de la pintura con vino, una técnica que combina la creatividad artística con la apreciación de los sabores del vino. Los asistentes tuvieron la oportunidad de experimentar la versatilidad del vino como medio pictórico y explorar cómo diferentes tipos de vino aportan colores y matices únicos a sus creaciones. Para ello, y para degustar, se utilizaron un Montalvo Wilmot elaborado con Petit Verdot, Tempranillo y Syrah roble; dos vinos de Hacienda Albae, un Cabernet Sauvignon y un Malbec; y el ‘Chatillo de Peñarroya’ de la Cooperativa Ntra. Sra. de Peñarroya, todos ellos procedentes de las bodegas de Argamasilla de Alba.

La concejala de Turismo y Cultura, además de presentar la actividad, participó en esta master class junto al concejal del PSOE, Francisco José Romero, creando sus propias obras de arte utilizando vino como pintura.

La respuesta de la comunidad fue abrumadora, y la demanda de participación fue tan alta que se tuvo que ampliar el número de plazas disponibles de 20 a 26, quedando personas interesadas en lista de espera. Entre los participantes, además de vecinos y vecinas, se encontraban personas de otras localidades de la zona, además de dos jóvenes naturales de Estados Unidos y otra de Filipinas, lo que demuestra la diversidad y la internacionalidad de la cultura del vino.

La concejala María José Díaz, en su intervención, también aprovechó la ocasión para invitar a los asistentes que no eran de la localidad a explorar el impresionante patrimonio monumental y cultural que ofrece Argamasilla de Alba. Entre los puntos destacados se encuentra la Cueva de Medrano, un lugar de gran relevancia histórica donde se cree que Miguel de Cervantes estuvo encarcelado y donde, según la tradición, concibió la figura de Don Quijote basándose en una de las personas que lo custodiaban, don Rodrigo de Pacheco.

Manuel Buendía imparte una clase magistral de pintura con vino para celebrar el Día del Enoturismo en Argamasilla de Alba

El vino y la pintura

La relación entre el arte y el vino tiene profundas raíces en la historia, ya que la pintura ha sido utilizada a lo largo del tiempo para capturar la esencia del vino en todas sus dimensiones, incluyendo la mitología, bodegones, escenas de cosecha y paisajes de viñedos. Algunos artistas incluso han empleado el vino como medio pictórico, y se dice que esta técnica se remonta al Renacimiento.

La técnica de pintura con vino guarda similitudes con la acuarela, ya que los diversos vinos aportan sus propios colores y matices en función de su concentración. Las pinceladas amplias permiten lograr efectos de lavado similares a la acuarela, mientras que las pinceladas más pequeñas se utilizan para agregar detalles y contrastes a las obras.

A pesar de que la información sobre el uso del vino como técnica artística es escasa en la bibliografía especializada, hoy en día, varios artistas emplean el vino como una técnica única en la creación de sus obras de arte.

Pintar con vino permite obtener una variedad de tonalidades, desde tonos violáceos en los vinos tintos jóvenes hasta rosados y naranjas en los vinos rosados, y finalmente dorados y amarillos verdosos en los vinos blancos y finos. La elección del método para utilizar el vino en la pintura depende de sus características y colores.

Lokinn
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí