martes, 5 marzo, 2024

Las Turbas de Cuenca, preparadas para volver a las calles cuatro años después

Algo más de 2.200 “turbos” se han acreditado para participar en la procesión más conocida de Cuenca

Algo más de 2.200 “turbos” se han acreditado para participar en la procesión Camino del Calvario, también conocida como Las Turbas, que desde hace tres años no ha podido desfilar por las calles de Cuenca.

Fuentes del Grupo Turbas han informado a Efe de que aunque son 2.200 los “turbos” los que se han acreditado para el desfile, el más popular de la Semana de Pasión conquense, declarada de Interés Turístico Internacional, tal vez desfile un número mayor.

Buena parte de las incorporaciones de este año son de mujeres, que ya suman más de medio millar en total después de que hace unos años se les permitió su incorporación.

Las «turbas», que da el sobrenombre a la procesión, son un numeroso grupo de personas que abre el desfile procesional en una representación de las multitudes que insultaban e increpaban a Jesús cuando iba camino de su crucifixión.

La pandemia obligó a suspender todos los desfiles en Cuenca durante los 2020 y 2021, aunque los broncos tambores de Las Turbas resonaron desde los balcones el Viernes Santo de 2020, igual que el miserere, mezclados con sirenas de ambulancias, bomberos y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en la ciudad.

En 2019 la procesión se suspendió por las precisiones de lluvia, precipitaciones que también obligaron a recortar el recorrido en 2018.

La procesión Camino del Calvario sí pudo completar su recorrido durante los años 2017 y 2016.

Este 2022 está previsto que parta al alba, a las 5.30 horas de la madrugada de este Viernes Santo, desde la iglesia de El Salvador y que la primera de las imágenes, Nuestro Padre Jesús Nazareno (o Jesús de las Seis), desfile por las calles de la ciudad hasta el mediodía.

Lokinn

Para este desfile, que reúne a miles de personas, Cruz Roja ha informado que pondrá en marcha un operativo especial y se habilitará un Punto Violeta, un espacio seguro “libre de violencia, desde el que se desarrollarán acciones de protección y prevención”, ha informado la organización en una nota de prensa.

El dispositivo de Cruz Roja con motivo de la Semana Santa de Cuenca está compuesto por más de sesenta voluntarios, cuatro ambulancias, tres vehículos de apoyo, una carpa, un centro de coordinación y tres equipos de socorristas con material de primeros auxilios, material de movilización y desfibrilador semiautomático.

En conjunto, el plan de seguridad para la Semana Santa de Cuenca está formado por más de 400 personas, incluyendo fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Los desfiles procesionales seguirán en Cuenca hasta el próximo Domingo de Resurrección.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí