viernes, 19 abril, 2024

La sociedad no paga suficiente por lo que recibe de los bosques

El director general de Medio Natural y Biodiversidad de Castilla-La Mancha, Félix Romero, aboga por movilizar más recursos para costear una gestión sostenible

El director general de Medio Natural y Biodiversidad de Castilla-La Mancha, F√©lix Romero, aboga por movilizar m√°s recursos para costear una gesti√≥n sostenible que prevenga los incendios forestales y genere nuevas oportunidades en las zonas rurales: ‚ÄúNo pagamos lo suficiente por lo que recibimos de los bosques‚ÄĚ, se√Īala.

En una entrevista a EFE, Romero defiende que los poderes p√ļblicos, las empresas y los ciudadanos deben reconocer, con una mayor financiaci√≥n y con un cambio de conciencia, los servicios que los ecosistemas prestan a la sociedad y a la econom√≠a para equilibrar el ‚Äúd√©ficit econ√≥mico‚ÄĚ que genera el modelo actual de gesti√≥n forestal.

Con este prop√≥sito, Guadalajara acoger√° los d√≠as 26 y 27 de octubre el primer foro internacional de la Alianza por los Servicios de los Ecosistemas de Castilla-La Mancha, un encuentro organizado por la Consejer√≠a de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha que tiene el objetivo de poner en com√ļn el conocimiento de m√°s de un centenar de expertos para hallar la f√≥rmula que permita cuadrar el balance de ingresos y gastos de cualquier espacio natural.

La sociedad no paga suficiente por lo que recibe de los bosques
F√©lix Romero Ca√Īizares

Por poner un ejemplo, el monte de Palancares de Cuenca tiene un d√©ficit de cuatro euros por hect√°rea al a√Īo: ‚ÄúSi nuestro mejor monte en madera tiene un d√©ficit, cabe esperar que esto vaya a pasar con los otros montes‚ÄĚ, augura Romero, por lo que insiste en que no basta solo con extraer y llevar al mercado productos tangibles -la madera, el corcho o la resina- para cubrir los gastos.

Lokinn

‚ÄúTenemos que revertir al medio rural al menos una parte de esa renta econ√≥mica que generamos en las ciudades para poder gestionar de manera sostenible los ecosistemas naturales‚ÄĚ, reivindica Romero, que en el foro moderar√° un debate sobre el papel que debe jugar la Administraci√≥n p√ļblica en la puesta en valor de los servicios de los ecosistemas.

El responsable de Medio Natural y Biodiversidad en la regi√≥n reconoce que ‚Äúno hay suficiente financiaci√≥n p√ļblica‚ÄĚ para llegar a la gesti√≥n sostenible de todos los espacios naturales, que aportan ‚Äúbeneficios imprescindibles‚ÄĚ para la vida como son los ciclos ecol√≥gicos que generan agua, el almacenamiento de carbono o la polinizaci√≥n de los cultivos agr√≠colas. ‚ÄúLos presupuestos han de garantizar la sostenibilidad de ese otro espacio‚ÄĚ, considera.

LOS INCENDIOS FORESTALES, LA GRAN AMENAZA

La falta de financiaci√≥n en pol√≠ticas p√ļblicas de prevenci√≥n y conservaci√≥n del medioambiente, sobre todo en pa√≠ses mediterr√°neos, aboca a los gobiernos o a los propietarios de espacios naturales a abandonar su gesti√≥n, que posteriormente se traducir√° en grandes incendios forestales como los acaecidos este verano, advierte.

Cuando un territorio no genera los beneficios suficientes, el responsable de ese espacio tiende a invertir lo m√≠nimo en √©l, pero Romero recuerda que el valor de un bosque ‚Äúno es solo lo que vale la madera, es mucho m√°s‚ÄĚ e insiste en que ‚Äúno puede haber un crecimiento econ√≥mico si no hay una ecolog√≠a previa que funcione‚ÄĚ.

Para minimizar el impacto del fuego sobre el territorio, que seg√ļn apunta es el resultado del cambio clim√°tico y del abandono del medio rural despu√©s de d√©cadas de √©xodo a las grandes ciudades, se necesita implicar a los n√ļcleos urbanos. ‚ÄúLo rural y lo urbano no se pueden concebir como algo contrapuesto‚ÄĚ, reitera.

En Castilla-La Mancha hay muchas zonas que est√°n ‚Äúmuy por debajo‚ÄĚ de su capacidad de gesti√≥n, que permitir√≠an ‚Äúgenerar empleo, bioeconom√≠a forestal, poner m√°s madera en los mercados o avanzar en la transici√≥n ecol√≥gica‚ÄĚ.

‚ÄúSi crecemos econ√≥micamente a costa del deterioro del capital natural estamos desequilibrando la sostenibilidad y, finalmente, el sistema se va a romper por alg√ļn lado‚ÄĚ, advierte.

UN PAGO VOLUNTARIO POR LOS ECOSISTEMAS

Castilla-La Mancha se convirti√≥ el pasado mes de marzo en la primera regi√≥n en desarrollar la Alianza por los Servicios de los Ecosistemas, impulsada por el Gobierno regional, a la que se han incorporado las cinco capitales de provincia de la regi√≥n entre otras entidades p√ļblicas y privadas, una iniciativa que es pionera y que reconoce los servicios que los ecosistemas prestan a la sociedad.

La adhesi√≥n a este instrumento, que tiene su propio marco jur√≠dico, supone para los ayuntamientos el pago voluntario de 1 euro por habitante destinado al Fondo de Externalidades de los Montes de Utilidad P√ļblica, que fue creado por la Ley 2/2021 de 7 de mayo.

La financiación irá dirigida a proyectos de restauración y conservación que pongan en valor el territorio que genera biodiversidad o servicios ecosistémicos para el conjunto de la sociedad.

Las empresas que quieran ‚Äúcompensar su huella ecol√≥gica‚ÄĚ tambi√©n se pueden adherir a la Alianza, cuyo marco de anclaje lo tiene vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 11, 15 y 17.

‚ÄúCastilla-La Mancha les da el mapa de zonas de actuaci√≥n que son estrat√©gicas para garantizar la conservaci√≥n de la biodiversidad y el desarrollo sostenible. Con esto conseguimos traer financiaci√≥n a nuestro territorio porque son actuaciones que se van a ejecutar aqu√≠‚ÄĚ, a√Īade.

Tambi√©n se pueden suscribir las fundaciones y ONGs que tienen acceso a financiaci√≥n p√ļblico-privada, para que puedan llevar a cabo sus proyectos ‚Äúde manera estructurada y estrat√©gica‚ÄĚ y puedan darles continuidad a lo largo del tiempo.

La sociedad no paga suficiente por lo que recibe de los bosques
Tablas de Daimiel

LAS TABLAS DE DAIMIEL, UN CASO PR√ĀCTICO

Más allá del turismo rural, que permite tener una actividad económica basada en la conservación de la naturaleza, el capital natural reporta numerosos beneficios económicos a la comunidad autónoma.

Las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real, generan un indicador ‚Äúfundamental‚ÄĚ del estado de conservaci√≥n de todo el conjunto de la reserva de la biosfera de la Mancha H√ļmeda, lo que permite conocer el estado del acu√≠fero, que arroja informaci√≥n sobre hasta d√≥nde puede llegar la agricultura de regad√≠o.

‚ÄúEl primer elemento es indicador de la capacidad de resiliencia que va a tener el ecosistema. Si lo terminamos de desequilibrar, no va a haber agricultura a futuro que funcione‚ÄĚ, explica Romero.

Este espacio natural genera, adem√°s, ‚Äúuna serie de transferencia de materia, de energ√≠a, desde las especies que viajan a las que que transportan insectos, que hacen un mantenimiento del equilibrio y funcionamiento de los ecosistemas‚ÄĚ.

Sin este equilibrio, se rompe la din√°mica del ecosistema, lo que se suele traducir en desajustes entre depredadores y presas o en la aparici√≥n de enfermedades donde antes no hab√≠a, con el riesgo de transmisi√≥n al ganado y, por consiguiente, a la salud p√ļblica.

‚ÄúEs fundamental el papel regulador que tienen estos ecosistemas en la integraci√≥n de la salud animal y la vida silvestre con, finalmente, la salud humana, tal y como lo hemos vivido en la pandemia‚ÄĚ, concluye.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí