viernes, 23 febrero, 2024

Cazadores de Castilla-La Mancha piden a Page y a los diputados regionales que paren la Ley de Bienestar Animal

Instan a los políticos de la comunidad a votar en contra y consideran indignante la enmienda de Podemos que compara la ley estatal con la regional

La Federación de Caza de Castilla La Mancha, Aproca y la Fundación Artemisan, han pedido a García-Page y a los diputados castellanomanchegos que pongan fin a la Ley Animalista votando en contra en el Congreso para terminar con un despropósito normativo que tendrá graves consecuencias.

Para el sector cineg√©tico castellanomanchego, es ‚Äúuna broma de mal gusto‚ÄĚ que Podemos intente desbloquear la aprobaci√≥n de la normativa introduciendo un solo p√°rrafo de la ley de Castilla-La Mancha, mientras se mantiene el resto del texto que supone un mazazo para n√ļmeros sectores del mundo rural.

La propuesta de Ione Belarra a trav√©s de una enmienda transaccional, que denomina ‚Äúmodelo Page‚ÄĚ y que pretende excluir a los perros de caza durante el ejercicio de la actividad cineg√©tica, no s√≥lo no es aceptable para el sector cineg√©tico sino que supondr√≠a un paso atr√°s en la enmienda presentada por el propio grupo PSOE que excluye a los animales de caza (incluidos hurones y aves de cetrer√≠a) de la ley, para establecer a trav√©s del Ministerio competente, el de Agricultura, una legislaci√≥n espec√≠fica.

En todo caso, las distintas entidades consideran que ambas enmiendas no son suficientes y solicitan a Garc√≠a-Page y a los representantes de Castilla-La Mancha en el Congreso de los Diputados que apuesten por rechazar la norma y comenzar un proyecto transparente de consultas p√ļblicas a los sectores afectados, similar al proyecto regional.

Lokinn

Y es que recuerdan que la Ley Animalista, que ser√° votada en Comisi√≥n el pr√≥ximo martes d√≠a 13 de diciembre, a diferencia de la ley castellanomanchega, proh√≠be la tenencia, cr√≠a y comercio de animales de fauna silvestre en cautividad que no est√©n en el listado positivo, lo que provocar√° la prohibici√≥n de la perdiz con reclamo, una de las modalidades de caza m√°s tradicionales en Espa√Īa. Asimismo, la prohibici√≥n de la cr√≠a de perro, lo que provocar√° la desaparici√≥n de miles de rehalas en Espa√Īa y por ende la pr√°ctica prohibici√≥n de monter√≠as o batidas.

Otras de las cuestiones que la ley estatal contempla y no la de Castilla La Mancha es la prohibici√≥n de los documentales de caza, o las sanciones desmesuradas (hasta 10.000 ‚ā¨ por ejercer mendicidad con un perro, que una perra se quede pre√Īada, dejar peces sin supervisi√≥n durante m√°s de 3 d√≠as o que un perro est√© en un patio).

De la misma manera, la ley de Castilla-La Mancha no obliga a los ayuntamientos a contratar servicio veterinario 24 horas (cuando muchos de ellos no tienen ni siquiera servicio médico), ni fomenta las colonias de gatos que son un gravísimo problema para la biodiversidad, no prohíbe el silvestrismo ni el tiro a pichón.

Por todos estos motivos, para el sector, comparar la ley estatal con la ley castellanomanchega es indignante y piden a García-Page y al Gobierno Regional que expongan las diferencias de ambos proyectos y muestren su rechazo a la normativa nacional que en nada se parece a la castellanomanchega, elaborada desde el consenso y el diálogo.

Igualmente, los representantes del sector cinegética en Castilla La Mancha, afirman que, además de los despropósitos de la Ley Animalista, la tramitación el mismo día de la reforma del Código Penal es un disparate técnico y jurídico, con cuestiones como elevar el concepto de maltrato a todos los animales vertebrados.

Para el sector, las dos normas: la ley animalista y la modificaci√≥n del c√≥digo penal, tienen una absoluta falta de proporcionalidad, y para ello ponen como ejemplo el nuevo art√≠culo 340 bis del c√≥digo penal donde ‚ÄúSer√° castigado con la pena de prisi√≥n de tres a dieciocho meses o multa de seis a doce meses y con la pena de inhabilitaci√≥n especial a la persona que cause a un animal vertebrado lesi√≥n que requiera tratamiento veterinario para el restablecimiento de su salud‚ÄĚ, llegando a penarse m√°s gravemente este hecho que el delito de sedici√≥n, ahora denominado delito de des√≥rdenes p√ļblicos agravados, despu√©s de modificar el art√≠culo 577 del citado c√≥digo penal.

Finalmente, advierten de que, en el caso de aprobarse la Ley Animalista y la reforma del Código Penal, el sector cinegético castellanomanchego va a convocar movilizaciones, dado que se trata del mayor ataque que ha sufrido la actividad cinegética en toda su historia.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí