viernes, 1 marzo, 2024

Lluvia, nieve y temperaturas bajas que volverán a subir el fin de semana

La AEMET prevé que la semana del 22 de enero sea más cálida de lo normal en todo el país

La presencia de una DANA sobre el norte y una baja sobre el Mediterráneo dejará desde este miércoles, 10 de enero, precipitaciones fuertes, nieve en Pirineos y zonas aledañas y un descenso de las temperaturas, que volverán a subir este fin de semana, según el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Cayetano Torres.

Torres ha explicado que, durante las pasadas 24 horas, las precipitaciones han sido débiles sobre Galicia, cornisa cantábrica, oeste y centro de Castilla y León y prácticamente toda Andalucía, en forma de nieve en puntos de las montañas de León, Cantabria, Palencia, País Vasco, Burgos y Sistema Central.

Así, como datos más destacados, ha señalado que se registraron hasta 12 litros por metro cuadrado (l/m2) en Pontevedra, 14 l/m2 en La Coruña, 42 l/m2 en puntos de Cádiz, 15 l/m2 en Antequera, 14 l/m2 en Granada y 10 l/m2 en Villena.

Además, las temperaturas mínimas han sido relativamente bajas, de hasta -12 grados (ºC) en Pirineos, -8ºC en San Isidro (León), -10ºC en Sierra Nevada, aunque en muchas zonas de Castilla y León y prácticamente toda Castilla-La Mancha no experimentaron heladas. Andalucía tuvo temperaturas que rondaron los 5ºC, mientras que en Baleares llegaron a 3ºC y en Canarias las mínimas fueron de hasta 20ºC en islas occidentales.

Para este miércoles 10 de enero, el portavoz de la AEMET ha explicado que las precipitaciones podrán ser persistentes y localmente fuertes en el este de Cataluña y Baleares, con acumulaciones significativas de nieve en montañas del cuadrante nordeste y posibles nevadas en zonas bajas y aledañas. Las precipitaciones serán menos probables y de carácter débil en el cuadrante suroeste peninsular y litoral de Alborán.

En Canarias, predominará el tiempo estable con cielos poco nubosos y brumas y bancos de niebla matinales en zonas de montaña

En cuanto a la cota de nieve, será muy baja por la mañana en Pirineos y subirá entre 500 y 1.000 metros, estando en el resto del nordeste entre los 1.000/1.400 a primeras horas, bajando a 500 y 1.000 metros. En el este de la meseta norte, alto Ebro, cantábrica y sistema Central e ibérico se situará entre 900 y 1.100 metros a primeras horas e irá descendiendo a 500 y 800 metros en el transcurso del día.

Mientras, las temperaturas máximas experimentarán un aumento en el oeste peninsular y litoral mediterráneo y un descenso en la mitad nordeste y en el extremo norte. Por lo tanto, habrá heladas débiles en el interior de la mitad norte peninsular y descenderán por el oeste y Alborán. También se esperan heladas en los sistemas montañosos, débiles en el sur y fuertes en Pirineos.

El viento soplará de este en Canarias, poniente en el Estrecho, este en litorales de Galicia, Cantábrico y moderado del este en Ampurdán, noroeste en Ebro, con algún intervalo fuerte, y de componente noroeste en el resto de la Península y Baleares.

El portavoz de AEMET espera que se lleguen a los 16ªC en Almería, 14ºC en Badajoz, 4ºC en Burgos, 13ºC en Castellón, 8ºC en Cuenca, 13ºC en Girona, 8ºC en León, 10ºC en Orense, 7ºC en Oviedo, 24ºC en Las Palmas, 11ºC en Toledo, 7ºC en Valladolid y 8ºC en Zaragoza.

Lokinn

PRECIPITACIONES FUERTES EN EL ESTE

El jueves 11 de enero, aunque la borrasca se irá debilitando y desplazando al este, dejará precipitaciones fuertes y persistentes en el este de Cataluña y Baleares, con nevadas significativas en montañas del extremo norte y zonas aledañas más bajas en Cataluña.

Así, los cielos permanecerán nubosos o cubiertos en el extremo norte y mitad de este peninsular y Baleares, con precipitaciones en el Cantábrico ibérica, norte, tercio oriental peninsular y Baleares y con menor probabilidad en el Sistema Central, remitiendo al final del día, excepto en el este de Cataluña y Baleares, donde serán más intensas y podrán ser localmente fuertes y persistentes.

Las nevadas serán significativas en montañas del extremo norte y zonas aledañas más bajas de Cataluña, mientras que en la Península predominarán intervalos de nubes bajas matinales tendiendo a poco nuboso, salvo en el extremo sudeste y Alborán. En Canarias, se esperan cielos despejados o con nubes altas.

Además, la AEMET no descarta la presencia de nubes y bancos de niebla matinales en la vertiente atlántica y montañas del extremo norte.

También la cota de nieve seguirá baja, sobre los 500 a 900 metros al principio, subiendo de 900 a 1.400 metros en Cataluña y norte de Aragón, 500/800 metros en la cantábrica occidental, 400/600 metros en la cantábrica, oriental, ibérica norte y 600 a 1.200 metros en la Ibérica sur.

En cuanto a las temperaturas máximas, estarán en aumento en Canarias y en descenso en la mitad norte peninsular, las mínimas en descenso en gran parte de la Península, con heladas en el interior peninsular, excepto el suroeste y los prelitorales, siendo localmente fuertes en Pirineos y cumbres de la mitad norte.

El viento soplará de norte en el área mediterránea oriental, con intervalos de fuerte en Ampurdán y Baleares. También soplará el nordeste en el Cantábrico y litorales de Galicia, con ponientes rolando a Levante en el Estrecho y Alborán, y sudeste y sur en Canarias. Soplará flojo, predominando la componente norte en el resto del territorio.

LA BORRASCA ‘HIPÓLITO’ AFECTARÁ A LAS ISLAS CANARIAS

De cara al viernes 12 de enero, la aproximación de un frente atlántico asociado a la borrasca ‘Hipólito’ por el oeste afectará a las Islas Canarias, con aumento de la nubosidad de precipitaciones en las islas más occidentales.

Mientras, en la Península y Baleares se espera una estabilización transitoria, con predominio de cielos poco nubosos o despejados. Así, la nubosidad media y alta aumentará por el oeste y habrá nubes bajas matinales en zonas dispersas. Además habrá alguna niebla en las montañas del norte y sudeste, valles del Guadiana y Tajo y depresiones del nordeste, sin descartar calimas en las Canarias más orientales.

Las temperaturas máximas subirán en todo el territorio peninsular y Baleares, siendo más notable en las montañas del nordeste. En el extremo sudeste irán en descenso por lo que las heladas irán ganando extensión, cubriendo gran parte del interior peninsular, a excepción del extremo sur, oeste y prelitorales, siendo localmente fuertes en montañas de la mitad norte.

El viernes soplará viento del norte, rolando a oeste y amainando en el Ampurdán y Baleares. El levante soplará, con intervalos fuertes, en el Estrecho de Alborán, y en Canarias lo hará el sur, mientras que en el resto de zonas predominará la componente este.

De cara al sábado, el frente asociado a la borrasca ‘Hipólito’ afectará a zonas del oeste y Galicia dejando cielos muy nubosos en estas zonas, con precipitaciones débiles y dispersas, más fuertes y persistentes en Galicia, que se irán extendiendo a regiones occidentales del Cantábrico durante la jornada del domingo.

En el resto de la Península, la nubosidad irá en aumento del noroeste al este, con precipitaciones que no llegarán a afectar a la mitad más oriental y prácticamente a toda Andalucía.

LOS TERMÓMETROS SUBIRÁN LA CUARTA SEMANA DEL AÑO

Finalmente, el portavoz de AEMET ha advertido de que la semana del 22 de enero los modelos dan una probabilidad alta de que sea sensiblemente más cálida de lo normal en todo el territorio nacional y más húmeda en la Península, islas occidentales y Canarias

Según los modelos climatológicos, febrero podría ser un mes más cálido de lo normal y prácticamente normal en cuanto a precipitaciones, aunque con ligera probabilidad de ser algo más lluvioso al noroeste y más seco al este de la Península y Baleares.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí