jueves, 29 febrero, 2024

Bajas temperaturas y heladas en la Noche y el Día de Reyes

El descenso de los termómetros será más acusado y generalizado el viernes 5 enero y la cota de nieve bajará a los 800 metros

La irrupción de aire marítimo polar en Península y Baleares provocará un descenso de las temperaturas este jueves y viernes, 4 y 5 de enero, que continuarán bajando el sábado 6, Día de Reyes, con heladas nocturnas en buena parte del interior peninsular y menor probabilidad en el valle del Ebro, del Guadiana y del Guadalquivir, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Concretamente, para este 4 de enero se espera que el sistema frontal de este miércoles siga dejando precipitaciones el jueves en la mitad sur y tercio este peninsular. De hecho, podrían ser localmente fuertes y acompañadas de tormenta en Andalucía occidental y Ceuta, aunque será menos probable que afecten al extremo sudeste peninsular.

Asimismo, la entrada de un nuevo frente frío por el noroeste dará lugar a precipitaciones en el tercio noroccidental durante el día 4 y que el día 5 se podrían extender al resto de la Península y Baleares.

Por otro lado, este frente vendrá acompañado de una irrupción de aire marítimo polar, lo que provocará un descenso de la cota de nieve, que el día 4 rondará los 1.400-1.600 metros en la mitad norte peninsular, mientras que el viernes 5 podría situarse entre los 800-1.000 metros en toda la Península.

Este descenso de la cota de nieve podría llegar de la mano de una disminución de las precipitaciones y un descenso generalizado de las temperaturas ambos días, salvo un ascenso de las mínimas en el tercio sur el 4 de enero. Aun así, la bajada será más acusada y generalizada el día previo a Reyes, el 5 de enero, lo que aumentará la extensión de zonas con heladas nocturnas.

En cuanto a los vientos, el jueves predominarán del suroeste u oeste para rolar el viernes 5 a noroeste, ganando intensidad con probables rachas muy fuertes de cierzo en el bajo Ebro y sudeste de la Ibérica y poniente en Andalucía oriental y Melilla.

Lokinn

Aunque en Canarias la AEMET espera unas posibles lluvias débiles en la Palma la tarde del jueves, y con menor probabilidad en el resto de islas montañosas el viernes, existe cierta incertidumbre con la aproximación de una masa de aire más húmeda al archipiélago.

FRÍO PARA EL PRIMER FIN DE SEMANA DEL AÑO

Mientras, el fin de semana de Reyes, 6 y 7 de enero, se espera un anticiclón en las islas Británicas y una borrasca en el mar Mediterráneo. Esta configuración es favorable a la progresiva entrada de una masa de aire ártica por el norte peninsular, lo que daría lugar a que las temperaturas sigan descendiendo ambos días.

Por eso, las heladas podrían abarcar gran parte del interior de la Península pero, al ser una masa de aire menos húmeda, la AEMET espera que las precipitaciones restringidas al área Cantábrica, con cota de nieve en torno a 800 metros.

Por su lado, la borrasca mediterránea podría afectar al nordeste de Baleares, con precipitaciones que serían más intensas el día 6, con cota de nieve en torno a 1.000 metros, y que el día 7 serían menos probables.

En cuanto a los vientos, se espera que soplen entre norte y noroeste, con probables rachas muy fuertes en los Pirineos, bajo y medio Ebro, sudeste del sistema Ibérico, tercio sur de Cataluña, Ampurdán, y de forma más ocasional afectando también a Baleares.

Mientras, en Canarias lo más probable es que se restablezca un tiempo estable, con vientos del nordeste y este. Las precipitaciones irían remitiendo, aunque el día 6 aún podrían darse de forma débil en las islas más montañosas.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí