domingo, 21 julio, 2024

Page pide responder a insultos con proyectos y gobernar para todo el mundo: «No estoy aquí para que C-LM sea socialista»

La política no consiste en que una parte de la región esté contenta y la otra "cabreada"

El presidente de Castilla-La Mancha y candidato a la reelección, Emiliano García-Page, ha instado este sábado a los candidatos socialistas para las próximas elecciones a responder a los insultos con proyectos y no con insultos, y a gobernar «para todo el mundo», para el que apoya al PSOE y para el que no.

«No estoy aquí para que Castilla-La Mancha sea socialista», ha indicado durante su intervención en un encuentro abierto con la ciudadanía en Jábaga (Cuenca), con el que el PSOE ha arrancado la precampaña electoral, donde ha apremiado a los presentes a ser «de Cuenca, de Castilla-La Mancha», porque de lo que se trata de que «mucha gente que a lo mejor no coincide con nosotros en todo, entiende que le conviene que seamos nosotros quienes llevemos el Gobierno de la región, la provincia y nuestros pueblos».

Lokinn

A su juicio, los socialistas tienen que gobernar para todos, pues la política no consiste en que una parte de la región esté contenta y la otra «cabreada». Por ello, ha apremiado a sus candidatos a realizar una campaña «limpia» pensando, sobre todo, ha señalado García-Page, «que nos importa la gente» y que los partidos «son instrumentos de la sociedad para conseguir cosas, cosas buenas para todos, no solo para los de un lado, sino para todo el mundo».

Así, ha reseñado la importancia que le da a que los candidatos del PSOE no lo sean «solo para echar al que está enfrente. Ese no es el objetivo, sino hacer de cada pueblo algo mejor y que la gente viva mejor», frente a aquellos que lo que quieren «no es a esta tierra, sino echarme a mí», ha indicado en referencia al Partido Popular. «El objetivo tiene que ser hacer esto mejor, así es como se ganan las elecciones», ha incidido.

Emiliano García-Page también ha pedido a los socialistas que no respondan a los insultos con insultos. «La mejor estrategia es, frente a un insulto una propuesta, frente a un insulto un proyecto», aprovechando este acto para avanzar la recuperación, el próximo martes en el Consejo de Gobierno, de las ayudas a celiacos. «Las tuvimos, las recuperamos, luego hubo muchos problemas de gestión», ha admitido, explicando que estas ayudas se recuperan «no solo porque llega la campaña» sino con el compromiso de que van a quedarse ya anualizadas año tras año.

«Hemos demostrado a la gente que hay dos formas de entender las crisis y salir de ellas: destrozando, rompiendo, paralizando y despidiendo» o «contratando, mejorando e invirtiendo». «Prometí que iba a hacer lo contrario de Cospedal y eso lo he cumplido, lo estoy cumpliendo», ha precisado, para reseñar que «no da lo mismo quién gobierne», y seguro de que él no va «a esconder nunca a Bono ni a Barreda», mientras que «para cuatro años que han estado, algunos están intentando esconder a su presidenta, a Cospedal, ellos sabrán porqué».

Advertisement

En este contexto se ha referido a quienes le acusan de expropiar tierras. «Si yo me atreviera a expropiar una tierra en esta región, dimito», ha subrayado, apuntando que, si no es así, «tendrán que dimitir los calumniadores», pues, de lo contrario, «es muy gratis insultar». «Hay mucho bulo y hay mucha mentira, preparaos en ese sentido, porque van a venir muchas», ha avisado a los presentes.

«NOS VAN A INTENTAR DESANIMAR»

También ha aludido a las encuestas, que ha dicho que no lee, y ha augurado que les van a «foguear con muchas», aunque la mayoría «son falsas de todo punto». «Nos van a intentar desanimar e incluso quitar la moral los que no han tenido moral nunca, pero va a ser complicado con nosotros porque tenemos la moral alta y la expectativa enorme», ha apuntado. «Mi problema en campaña es cómo decirle a la gente que tengo una ilusión tremenda cuando acumulo tanto orgullo y satisfacción de lo que hemos hecho».

Por ello, ha insistido en que quiere hacer una campaña «de ilusión, de autoestima, de lo que somos en el corazón y de lo que es esta tierra» y que sirva «para decirle a la gente lo que hemos hecho y dejar claro lo que queremos hacer». «Pienso hacer una campaña hablando sinceramente, de corazón. Si algo hemos hecho mal estoy dispuesto a reconocerlo e incluso pedir disculpas, pero es que hemos hecho muchas cosas que ayudan a muchísima gente y eso es lo que nos tiene que dar fuerzas».

Emiliano García-Page ha adelantado su intención de presentar «cientos de proyectos» y ha precisado que el programa electoral incluirá «mil propuestas o más», convencido de que los ciudadanos saben «que terminamos cumpliendo». «Lo que me cuesta es lo que no hemos hecho», ha dicho, aceptando que «para poder hablar con fuerza y de corazón, hay que ser autónomo», punto en el que ha asegurado que agradecerá toda la vida a su partido que le haya «permitido pensar, opinar, hablar y decidir» con su conciencia, «que ya es mucho».

Finalmente, ha confesado que ahora «hay que currar mucho» y ha apelado a no dar «nada por ganado». «No está todo hecho», ha insistido, porque «las campañas sabes cómo empiezan pero nunca cómo acaban».

«No puede ser que nos estemos dejando la piel cuatro años en los ayuntamientos, la diputación o la comunidad para ahora relajarnos», ha declarado, convencido de que «es importante llegar aquí con verdades y realidades pero también muy importante explicárselo a la gente y que se sienta tan orgullosa de nuestro trabajo como nosotros mismos».

«NO PECAR DE EXCESO DE CONFIANZA»

Previamente, el cabeza de lista a las Cortes por la provincia y vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, ha destacado logros de la legislatura como el hospital de Cuenca, las 1.500 empresas más que hay en la provincia desde que García-Page es presidente o decisiones «valientes» como el Plan XCuenca o los remontes mecánicos para la capital.

«Podemos ir a los pueblos y decir que hemos cumplido», ha aseverado Martínez Guijarro, que ha valorado cómo «el alineamiento de las instituciones a la provincia de Cuenca le viene muy bien», para pedir a continuación a los candidatos socialistas «tener en la cabeza proyectos ambiciosos que le den otro impulso a la provincia de Cuenca» y hacer «programas electorales osados, desde el realismo».

Finalmente, ha asegurado que «las cosas están bien, pero no podemos pecar de exceso de confianza» y para ello ha instado a todos a trabajar porque «nos hacen falta todos los votos, como siempre», avisando de que si no sigue Emiliano García-Page en el Gobierno regional, el PP «va a parar proyectos» y con el presidente regional del PP, Paco Núñez, aliado con Vox, «habrá bulos por activa, por pasiva y por perifrástica».

Previamente, ha intervenido la delegada de la Junta en la provincia, María Ángeles Martínez, quien ha dado las gracias a todos los alcaldes por su labor estos cuatro años, y el secretario general del PSOE en la provincia, Luis Carlos Sahuquillo, que ha garantizado a los presentes que estará pendiente de todos y cada uno de ellos, ha asegurado que el PSOE no va a dejar a nadie atrás, porque cuenta con el liderazgo de Emiliano García-Page, y ha pedido ir a buscar votos «casa por casa» para lograr el día 28 «un gran resultado».

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí