miércoles, 19 junio, 2024

Page quiere una ley que impida la diferencia salarial entre hombres y mujeres «no obligando sino estimulando»

Page ha explicado que la futura norma se pondrá en marcha "condicionando" muchas de las ayudas y estímulos con los que cuenta la región al mundo económico

El candidato del PSOE a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado este jueves su intención de promulgar, en los próximos cuatro años, una ley «que haga imposible que exista diferencia salarial entre hombres y mujeres» porque «a igual trabajo, igual sueldo», que se pondrá en marcha «en positivo», no «obligando sino estimulando».

Aprovechando que la candidatura socialista a la Alcaldía de Mora (Toledo) está encabezada por una mujer, Elena Martín, ha destacado la incorporación de la mujer en la política y, ha deseado que se produjera «en todos los ámbitos de la vida», ha subrayado que es el momento «de apretar el acelerador».

Lokinn

Aunque Castilla-La Mancha ha venido «dando ejemplo» en esta materia, ha defendido «darlo mucho más» en lo que a la reducción «radical» en la brecha salarial entre hombres y mujeres se refiere, y ello pese a que la región es la segunda en la que más se ha reducido esa brecha.

Desde el restaurante La Huerta de la Condesa, García-Page ha explicado que la futura norma se pondrá en marcha «condicionando» muchas de las ayudas y estímulos con los que cuenta la región al mundo económico, a fin de que «se cumpla de manera efectiva esa igualdad».

Dicho esto, y tras precisar que esta legislatura ha sido «la más dura de la democracia» pese a lo cual ha cumplido, se ha ofrecido a gobernar para todos «sin sectarismos». «El enfrentamiento tendría que acabar la noche del 28 y eso que el enfrentamiento algunos lo toman como barra libre» considerando que «cuanta más suciedad mejor».

Emiliano García-Page ha defendido que la gente se incorpore a la política, pero ha lamentado que lo que vean, «en muchos casos, es un espectáculo miserable», por lo que ha pedido que «valoren la gestión» y especialmente «la gestión que queda por hacer».

Advertisement

A sus votantes les ha apremiado a que voten por lo que se hace, lo que se promete y por las ideas. «Pero sobre todo por cómo somos, porque yo soy exactamente en la forma y en el fondo todo lo contrario que Cospedal y todo lo contrario que Núñez», ha dicho, apostillando que él quiere ser el presidente también de la gente que vota al PP. «También voy a gobernar para ellos, que no pierdan la esperanza cuando ven a sus dirigentes», ha declarado.

El candidato socialista, que ha reseñado que esta sea la región «que más pronto paga a proveedores y que más limpias tiene las cuentas», según el Tribunal de Cuentas, ha emplazado finalmente a la candidata a la Alcaldía a que le llame cuando sea alcaldesa para decirle que «ya se han quitado todas las trabas en el Ayuntamiento para poder hacer un regadío como se merece Mora».

«MORA PINTABA»

García-Page ha resaltado que Mora «ha sido siempre un icono. Mora pesaba, pintaba, era vista con mucho cariño, mucha amabilidad, como un pueblo de referencia», ha indicado, expresando sus «muchas ganas» de la localidad «se reincorpore otra vez al camino que tiene la mayoría», pues «todo lo importante que se ha hecho en Mora se ha hecho con un gobierno del PSOE».

Elena Martín se ha mostrado convencida de que la Alcaldía está cada vez más cerca y a los que esperan que el cambio se produzca en Mora el domingo les ha dicho que lo que ha trabajado no es nada «comparado con lo que está por llegar».

En el acto han participado la secretaria provincial del PSOE, Esther Padilla, que ha lamentado la campaña «bastante miserable» de insultos del candidato del PP, Paco Núñez, que se ha mostrado «especialmente grosero, faltón», y el consejero de Fomento, Nacho Hernando, que tras indicar que lo que piden es «mucho más que el voto», es la confianza, ha señalado que el PSOE es el partido que más le interesa en Castilla-La Mancha.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí