martes, 25 junio, 2024

Las mejores excusas para reservar un plan de enoturismo en la Ruta del Vino de La Mancha

Los primeros brotes que asoman en los viñedos de sus 18 bodegas anuncian el comienzo de una nueva cosecha

La primavera es un momento ideal para venir a la Ruta del Vino de La Mancha. En las cepas asoman los primeros brotes y el calendario se llena de planes que contribuyen a mantener vivas sus tradiciones. Todo juega a favor para acercarse a cualquiera de las diez paradas de la Ruta del Vino de La Mancha a vivir una experiencia enoturística, una que combine lo mejor de la gastronomía manchega y los mejores vinos de referencia mundial, con un baño de historia y patrimonio. Pero si necesitas más motivos, aquí tienes cuatro buenas excusas para acercarte a la Ruta del Vino de La Mancha. ¡Le darás a tu primavera el calor que necesita!

Tradición y romería en honor a la Virgen de las Viñas, en Tomelloso

La Atenas de La Mancha fue elegida Mejor Municipio Enoturístico 2022, lo que convierte a Tomelloso en la excusa perfecta para una escapada de vino y tradiciones. El último fin de semana de abril esta parada de la Ruta del Vino de La Mancha celebra su Romería Virgen de las Viñas; una oportunidad para disfrutar del folclore. Un canto al campo y a todas sus creencias.

El desfile de reatas y carrozas ‘de verde’ guía a locales y turistas hacia el Santuario de la Virgen, en Pinilla, donde se aprovecha la reunión para celebrar juegos tradicionales, degustar lo mejor de la gastronomía manchega y el vino de la tierra. La Procesión de las Antorchas contiene la magia hasta que el domingo a la tarde los romeros cargan a la Virgen rumbo a Tomelloso en un camino en el que se respira emoción y tradición a partes iguales.

La mejor excusa para acercarte al considerado mejor destino del año para irse de vinos y una auténtica caja de sorpresas: 2.500 cuevas-bodega bajo sus calles, chimeneas de hasta 20 metros de altura por la ciudad, arte urbano en las fachadas y el hermoso Museo Antonio López Torres.

Advertisement

El Mayo Manchego de Pedro Muñoz

Fiesta de Interés Turístico Nacional, es la madre de todas las excusas. Si te apetece una escapada de enoturismo que combine campo con una experiencia ‘gastro’ llena de sabores auténticos, esta parada de la Ruta del Vino de La Mancha es tu destino del 28 de abril al 1 de mayo.

Pedro Muñoz organiza visitas guiadas a la Quixote Box, La Harinera y la Casa de la Paca (29 y 30 de abril), exposiciones (Joyas del Quijote del 24 abril al 12 de mayo), concursos de rejas y balcones, de escaparates… todo se decora para la Noche de Ronda, que marca el inicio de la fiesta.

El 30 de abril, tras la ofrenda floral en la Ermita de Nuestra Señora de Los Ángeles, los rondadores cantan el Mayo a la patrona. Comienza la Noche de Ronda, una velada en la que los hombres cantan el Mayo a las mujeres hasta el amanecer en un cortejo que cede el testigo al Festival del Mayo Manchego, que este año celebra su edición número sesenta.

En paralelo se celebra una muestra gastronómica en la que se puede disfrutar de concursos de gachas y pisto manchegos y la degustación de vinos y tapas en los restaurantes del municipio. El mejor momento para venir a conocer Pedro Muñoz, cuna del Mayo Manchego y embajador de lujo del patrimonio cultural y etnográfico de La Mancha.

Las Cruces de Mayo y su ‘convidá’, en Socuéllamos

Acercarse a Socuéllamos en estas fechas es descubrir dónde se cruzan la Ruta del Vino de La Mancha y la Ruta de las Cruces; historia, patrimonio y tradición que se cultiva cada año en La Mancha y atrae cada vez más miradas forasteras.

Lokinn

La Patria del Vino celebra la llegada de mayo con las Cruces. La noche del 30 de abril en la parroquia de La Asunción, los mayeros interpretan el Mayo a la Virgen y comienza así una de las fiestas con mayor arraigo en Socuéllamos. Los vecinos abren sus casas todo el mes para mostrar sus cruces, cantar los mayos y disfrutar del vino y la gastronomía manchegas. Es la ‘convidá’. Una escena tan costumbrista como única en la que se degustan dulces tradicionales, zurra y vino en un ambiente con olor a romero y tomillo. Otra manera de vivir el enoturismo.

A las ofrendas florales, el teatro y la música, se suma la XII Noche de Rondas y Mayos (6 de mayo), y la Romería de San Isidro, que se celebra en las inmediaciones de la ermita los días 12 y 13. Cerca de allí, y coincidiendo con las Cruces, las viñas escupen sus primeros brotes tras el invierno. Es un momento emocionante para cualquier amante del vino, la promesa de una nueva cosecha. El momento perfecto para acercarse a las bodegas de la Ruta del Vino de La Mancha.

Jornadas Cervantinas de Toboso, en honor a Dulcinea

Maridar vino y literatura. De la universal. Esto sucede el fin de semana del 23 de abril en las Jornadas Cervantinas en honor a Dulcinea en El Toboso, que ofrecen todo un completo programa de actividades hasta el 1 de mayo. Se trata de un auténtico viaje al siglo XVII en el que los vecinos reciben al visitante ataviados con trajes cervantinos. Toda la creatividad de Miguel de Cervantes toma vida en forma de representaciones teatrales, mercados de la época, exposiciones… por calles y plazas entre los monumentos y las fachadas típicas toboseñas.

No faltan Don Quijote y Sancho, protagonistas indiscutibles en un ambiente que recrea la sátira cervantina y que se ha ganado el título de Fiesta de Interés Turístico Regional. Cantos de los comediantes nocturnos, un Mercado Cervantino y obras de teatro en plena calle maridan con los vinos de la Ruta del Vino de La Mancha y la cocina de Dulcinea, que cubre las mesas de los platos que inmortalizó Cervantes en su obra: duelos y quebrantos, olla podrida, salpicón, perdices, conejo guisado, cañutillos de suplicaciones, carne de membrillo… Una manera singular e inolvidable de sumergirse en esta obra cumbre de la literatura española.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí