domingo, 16 junio, 2024

‘Hongos y setas de La Manchuela’ logrará certificación de calidad gracias al Gobierno de Castilla-La Mancha

Ante las dificultades del sector para adquirir paja Junta dice que está "haciendo las gestiones" e intentando buscar soluciones

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán, se ha comprometido con los productores de champiñones y setas de Castilla-La Mancha a impulsar una nueva figura de calidad de sus alimentos, bajo el nombre ‘Hongos de La Manchuela’, para reforzar el liderazgo de la región en este sector a nivel nacional.

Así lo ha manifestado durante una visita a la Cooperativa Champinter, donde ha señalado que el próximo día 24 habrá una reunión porque «tenemos intención clara y manifiesta de avanzar lo más rápido posible» para lograr una nueva figura de calidad agroalimentaria, una IGP «con el producto de la actividad de hongos» y para ello se van a «buscar los condicionantes» diferenciadores.

De esta forma, setas y champiñones podrían enmarcarse dentro de la marca de garantía Campo y Alma «que tan buen nombre está ofreciendo», tanto en nuestro país como a nivel internacional.

El consejero ha puesto en valor la magnitud de este sector en Castilla-La Mancha, con «el 50 por ciento de la producción nacional» gracias a «1.500 explotaciones» en 26 municipios de La Manchuela, ha informado la Junta en nota de prensa.

C-LM, LA PRIMERA EN CHAMPIÑONES

La región es la primera comunidad autónoma en producción de champiñón, alcanzando las 78.000 toneladas, cifra que supone aproximadamente la mitad de la producción nacional.

Se trata de un cultivo arraigado en la comarca de La Manchuela desde hace décadas gracias a las condiciones climatológicas, idóneas para éste.

Torre de Gazate Airén

Además, la región produce más de 10 millones kilos de hongos diferentes al champiñón, que supone un 60 por ciento de la producción nacional.

El champiñón y otros hongos comestibles generan, en Castilla-La Mancha, una facturación total próxima a los 120 millones de euros al año, y existen cerca de 1.500 explotaciones dedicadas a su cultivo, contribuyendo a generar empleo y a combatir la despoblación en el medio rural.

EL CHAMPIÑÓN EN LOS COLEGIOS

Y, precisamente para que se conozca su importancia desde la infancia, Martínez Lizán ha explicado que se trabaja en «la promoción del cultivo de champiñón» con el alumnado de la región, a través del reparto de kits de cultivo en los dos últimos cursos escolares, algo que se va a mantener en el curso escolar 2023/2024: «desde los centros escolares llegamos a un número grande de alumnos, repartiendo 3.300 kits de cultivo de champiñón» con el objetivo de que sepan también «de la importancia de cultivar alimentos» y pongan en valor «el trabajo que hacen los agricultores en Castilla-La Mancha».

Tras visitar Champinter, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha participado en la Comisión Sectorial de Champiñón y Hongos Comestibles de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, donde ha tenido la oportunidad de conocer los retos de futuro y problemática que afronta el sector de los hongos, pues han asistido representantes de las principales cooperativas. «Tenemos que estar siempre a su lado», ha dicho.

Lokinn

Precisamente, ante las dificultades del sector para adquirir paja, un elemento imprescindible para la producción del champiñón, el Gobierno de Castilla-La Mancha «ya venía trabajando» con el Ejecutivo nacional para que haya prioridad en el uso agrario y ganadero, reservando la mayor cantidad posible y no derivando la paja a otros usos: «estamos haciendo las gestiones», ha apuntado, trasladando «nuestras inquietudes e intentando buscar las soluciones que garanticen la continuidad de estos sectores tan importantes para nosotros».

FACTURACIÓN DE 100 MILLONES

La Cooperativa Champinter, fundada en 1977, factura anualmente unos 100 millones de euros y tiene cerca de 300 empleados.

Desde 2010 forma parte de la cooperativa de segundo grado Neofungi, que es el mayor distribuidor de hongos frescos de toda España.

Reconocida en 2018 como EAPIR (Entidad Asociativa Prioritaria de Interés Regional), es un ejemplo de la importancia de la integración comercial para la mejor defensa de los intereses de los agricultores, pues sus productos tienen más fuerza en el mercado.

El consejero ha puesto la cooperativa como «modelo a seguir», pues «han sabido aprovechar perfectamente toda la disponibilidad de ayudas» que se ofrecen desde el Gobierno del presidente Emiliano García-Page, como planes operativos, ayudas a la constitución de asociaciones de productores, promoción de canales cortos de comercialización, etc.

Durante la visita a Champinter, el consejero ha estado acompañado por la directora general de Producción Agroalimentaria y Cooperativas, Elena Escobar; el delegado de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Ramón Sáez; el alcalde de Villamalea, José Núñez; el presidente de la cooperativa, Elías Olmeda, y miembros de su consejo rector; el director general de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, Juan Miguel del Real; y representantes de las principales cooperativas productoras de champiñón y setas en Castilla-La Mancha.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí