domingo, 14 abril, 2024

CSIF pide salas de lactancia para todos los centros de trabajo del SESCAM

Afirman que las salas de lactancia complementarían la excelente iniciativa de los bancos de leche, ofreciendo una integración integral de la lactancia materna

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) reclama la habilitación de salas de lactancia en todos los centros de trabajo del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

Para CSIF, se trata de un tema pendiente del Sescam, al que el sindicato ya se dirigió para su implantación en 2021, pero a día de hoy siguen sin habilitarse estos espacios, los cuales están amparados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Estrategia para la alimentación del lactante y del niño pequeño.

La vicepresidenta de CSIF Sanidad Castilla-La Mancha, Marisa García, señala que estas salas de lactancia garantizarían la protección de la maternidad de las trabajadoras, ya que “la incorporación a la vida laboral supone uno de los motivos más importantes de abandono de la lactancia materna, se trata de un derecho básico para la conciliación familiar y laboral”.

Las salas de lactancia, destinadas a extraer, almacenar o conservar la leche materna, deben reunir los siguientes requisitos: área física absolutamente independiente y debidamente identificada, separada de los servicios higiénicos y de lugares donde pueda haber sustancias tóxicas o residuos; se debe garantizar la privacidad de las trabajadoras y han de ser accesibles durante todo el horario laboral; han de contar sillón o silla con respaldo, pileta o lavatorio con determinadas condiciones, dispensador de jabón, sistema de secado de manos, congelador o heladera, ventilación e iluminación adecuada.

Asimismo, y teniendo en cuenta que las trabajadoras cuentan con turnos y guardias de 7, 12 y 24 horas, las salas también deben habilitarse para el amamantamiento, siempre y cuando estos espacios cuenten con un fácil acceso exterior para garantizar también la seguridad del bebé.

Las salas de lactancia complementarían la excelente iniciativa de los bancos de leche habilitados en los hospitales de Toledo, Albacete y Ciudad Real, ofreciendo de esta forma una integración integral de la lactancia materna. Los bancos de leche son unidades de nutrición personalizada para bebés prematuros o neonatos cuyas madres no pueden procurarles leche por diferentes motivos. La leche, con donaciones de madres de recién nacidos, cuenta con una segmentación por edad: calostro, de transición y leche madura.

De hecho, la falta de salas de lactancia supone un problema para el banco de leche, ya que su ausencia limita enormemente la donación de las madres, ya sea de trabajadoras o usuarias. Igualmente, las salas de lactancia en los centros de salud servirían como puntos de recogida de leche para donación y preparación de ruta para su envío al hospital.

García concluye que “desde CSIF felicitamos al Sescam por los bancos de leche, pero las salas de lactancia continúan siendo un punto negativo, su implantación es una necesidad”.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí