viernes, 19 abril, 2024

AMFAR informa sobre Titularidad Compartida en Andalucía

Dentro del proyecto Leader “Dinamización de la IGP Cordero Segureño”

La Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural, AMFAR, ha impartido tres ponencias sobre Titularidad Compartida en las Explotaciones Agrarias en las localidades de Vélez-Blanco (Málaga); Cuevas del Campo (Granada) y Cazorla (Jaén). Tres acciones enmarcadas dentro del Proyecto de Cooperación Leader “Dinamización de la IGP Cordero Segureño”.
 
Mariana Fuentes Rodero, directora de la AGROTC, Oficina Nacional de Titularidad Compartida de AMFAR, fue la encargada de impartir las charlas en Cuevas del Campo y Cazorla, los días 13 y 14 de marzo, mientras que Adoración Blanque lo hacía en Vélez (Málaga).

Las responsables de AMFAR pusieron de relieve la importancia de las mujeres en cualquier actividad económica del sector agrario. En este sentido, destacaron que la participación de las mujeres tiene especial relevancia en Andalucía, donde la industria agroalimentaria es uno de los principales pilares económicos que necesita de la incorporación de las mujeres como garantía del relevo generacional que demanda el sector primario.
 
Las responsables de AMFAR abordaron, entre otros asuntos, los requisitos y los beneficios que ofrece la titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias para las mujeres; así como los pasos a seguir en el trámite administrativo para darse de alta en Titularidad Compartida en Andalucía.
 
En esta región, son 41 las mujeres que se han incorporado a esta figura legal, de las 1.099 que se contabilizan a nivel nacional.
 
La Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias permite reconocer el trabajo y las responsabilidades de gestión que las mujeres vienen ejerciendo en las explotaciones agrícolas y ganaderas españolas.
 
Esta Ley entró en vigor en enero de 2012 y vino a dar respuesta a una reivindicación histórica de AMFAR en favor de las mujeres del sector agrario. La presidenta nacional de AMFAR, Lola Merino, recuerda que “gracias a la Titularidad Compartida conseguimos que las mujeres puedan disfrutar de sus propias prestaciones sociales, ver reconocido jurídicamente el trabajo que realizan en la explotación familiar y recibir un tratamiento digno en caso de separación o divorcio, entre otras”.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí