viernes, 14 junio, 2024

Abascal continúa la campaña con el objetivo de alejar el fantasma del voto útil y retener escaños

El partido podría perder diputados en el Congreso pese a mantener el resultado por la aplicación de la ley D'Hont

El líder de Vox, Santiago Abascal, afronta el segundo tramo de la campaña para las elecciones generales del día 23 de julio con el desafío de contradecir a todas las encuestas y retener escaños en el Congreso de los Diputados, conjurándose contra los llamamientos al voto útil que está haciendo el Partido Popular.

Abascal visita este sábado Guadalajara, el lunes viajará a Toledo y el viernes, antes del cierre de campaña, estará en Albacete. Castilla-La Mancha es uno de los ejemplos de cómo Vox se juega su futuro parlamentario este 23J ya que unos pocos miles de votos pueden decidir el reparto final de escaños.

En noviembre de 2019, los de Santiago Abascal lograron dos diputados por Toledo, uno por Guadalajara, otro por Ciudad Real y un quinto por Albacete. Ahora, las encuestas ponen en peligro una parte de esa representación y el CIS solo vaticina que mantenga un escaño por Toledo y otro por Ciudad Real. En la misma situación está el partido por ejemplo en Castilla y León o en Extremadura, con sus candidatos expectantes al recuento final.

El reparto de escaños que hace la Ley D’Hont hace que Vox pueda perder diputados manteniendo su resultado de 2019, según reconocen desde el partido. Esto sería consecuencia de que la formación más votada coge un porcentaje muy alto del voto y elimine del reparto a la tercera formación en liza.

Para intentar evitar este escenario, Abascal avisa de forma continua en sus mítines al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, de que se «equivoca» de adversario. Desde Bambú, la dirección nacional de Vox, creen que los ‘populares’ deberían centrarse en ampliar el espacio de centro-derecha con votos procedentes del PSOE y de Ciudadanos y dejar su espacio a Vox.

En cualquier caso, concurren a estas elecciones con la vista puesta en ser decisivos para la formación del próximo Gobierno, más allá del número concreto de escaños. El propio Abascal apunta en sus actos electorales que su fuerza de presión al PP tras las elecciones dependerá de la capacidad con la que cuenten para forzar acuerdos.

Lokinn

«Ni Pedro Sánchez es su aliado ni nosotros sus adversarios, estamos condenados a entendernos para la alternativa», reivindicó este jueves antes miles de simpatizantes congregados en Valencia, explicando que las exigencias de Vox tras el 23 de julio las marcarán el apoyo que obtenga el partido en las urnas.

«Si la fuerza es pequeña, pues podremos cambiar pocas cosas. Si la fuerza es grande, podremos exigir mucho, cambiar muchas cosas. Si ganamos, imaginad lo que podemos cambiar, como Giorgia Meloni está cambiando Italia para hacerla mejor», arengó poniendo como ejemplo a su invitada estrella en el mitin, la primera ministra italiana, que participó mediante videoconferencia.

DEBATE CON SÁNCHEZ Y DÍAZ

Abascal tiene además por delante esta semana el que será su único debate en esta campaña electoral, donde confrontará con el presidente del Gobierno y candidato socialista, Pedro Sánchez, y con la líder de Sumar, Yolanda Díaz, después de que Feijóo haya rechazado acudir al plató de RTVE.

En 2019, en Vox detectaron un importante crecimiento porcentual tras la presencia de Abascal en el debate ‘a cinco’ que se celebró antes de las elecciones de noviembre; aunque ahora no saben cómo puede afectar la ausencia del líder ‘popular’.

ESCENARIO INCIERTO EN MURCIA

Además, Abascal tiene previsto la próxima semana un mitin en Murcia, donde logró ser el partido más votado hace cuatro años con un porcentaje de voto de casi el 28 por ciento. Sin embargo, el escenario es también allí incierto ahora tras el enfrentamiento con el PP que mantienen abierto desde los comicios del 28 de mayo.

Los ‘populares’ lograron entonces 21 escaños, a solo dos de la mayoría absoluta, y Vox subió de cuatro a nueve. Sin embargo, la falta de acuerdo ha impedido de momento la formación del Ejecutivo regional, fracasando la investidura de Fernando López Miras con los votos en contra de Vox, el PSOE y Podemos.

Desde Bambú culpan a la dirección nacional del PP de este escenario. A su juicio, Feijóo quiere obligar a Vox a abstenerse en Murcia para demostrar así que, en el Congreso, podría gobernar en solitario si supera la barrera de los 150 escaños. «Se ha inventado un nuevo sistema de mayorías», denuncia Abascal.

De hecho, insiste constantemente en que Vox no dará «gratis» sus votos a ningún partido ni hará de «coche escoba» de los ‘populares’. «Ya veremos dónde nos ponen los españoles, pero nosotros no vamos a ceder a ningún chantaje», advirtió este jueves desde Valencia.

Torre de Gazate Airén

PARADAS DE CARRETERA

El líder de Vox inició la precampaña el 24 de junio en Madrid y desde entonces ha recorrido todas las comunidades autónomas, excepto Canarias. Además, rompiendo con su habitual actitud poco dada a la sobreexposición, ha multiplicado su presencia en medios de comunicación y plataformas sociales.

También aprovecha sus desplazamientos en furgoneta para acercarse a los ciudadanos en las estaciones de servicio o restaurantes donde para con su equipo por el camino. «Es un honor recibir el cariño de la España real, y lo es también recibir los palos y las calumnias de esa España minúscula y oficial», ha publicado este viernes en Twitter junto a un vídeo en el que saluda a simpatizantes en una de estas paradas ‘técnicas’ en la provincia de Cuenca.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí