s√°bado, 15 junio, 2024

26 de septiembre: Día Europeo de las Lenguas

La importancia del aprendizaje de idiomas

Por Luis Miguel Mi√Īarro L√≥pez

Si alguna vez nos hemos puesto en situaci√≥n de aprender una nueva lengua, de enfrentarnos al hecho o necesidad de comunicarnos, interaccionar en una lengua distinta de nuestra lengua materna, sabemos de la enorme dificultad que esto entra√Īa. Esta situaci√≥n es comparable y, por ende, recomendable para entender la tormenta de emociones y frustraciones que sufren aquellas personas que por una raz√≥n u otra se trasladan a otro pa√≠s o lugar con otro referente ling√ľ√≠stico y cultural distinto del propio, que deben integrarse en el medio escolar, laboral, social. De alg√ļn modo, se trata de ‚Äúponerse en los zapatos1‚ÄĚ de aquellos y aquellas que buscan oportunidades en otro lugar, incluso para la mera supervivencia. En este sentido, aprender otras lenguas es tambi√©n una oportunidad para educar en ciudadan√≠a; teniendo en cuenta, como explica Ben Knight en su art√≠culo ‚ÄúHow learning another language shapes the new you2‚ÄĚ(09-07-2021)3, que en el siglo XXI no se pertenece a una sola naci√≥n o pa√≠s. De este modo, al explicar nuestra propia identidad se trata de conocer qui√©nes somos y cu√°l es nuestro lugar en el mundo como ciudadanos y ciudadanas globales; desterrando as√≠ esas ‚Äúidentidades asesinas‚ÄĚ4 que hacen de las lenguas y las culturas instrumentos para la intolerancia.

No obstante, todo apunta a que, a pesar de las dificultades, vale la pena el esfuerzo. Desde siempre, pero, especialmente ahora, en el mundo interconectado y global en el que vivimos, aprender un nuevo idioma se ve favorecido por el surgimiento de la comunicaci√≥n transnacional gracias al desarrollo de las tecnolog√≠as de la informaci√≥n y la comunicaci√≥n y la Internet. Como relatan Garc√≠a de Le√≥n, D.L. y Garc√≠a de Le√≥n, J.E (2014)5, la diferencia entre las pr√°cticas de uso del lenguaje en los siglos anteriores y la actualidad radica en que los √°mbitos donde utilizamos la habilidad de comunicar se han ampliado debido al fen√≥meno de la ‚Äúglocalizaci√≥n‚ÄĚ6; por lo que el conocimiento de distintas lenguas se ha convertido en un elemento central e imprescindible en nuestro tiempo. En consecuencia, el aprendizaje de otras lenguas es una oportunidad (Mehisto y Marsh, 2011)7 que tiene su valor en t√©rminos materiales (certificaciones, t√≠tulos, curr√≠culo, mejora de oportunidades laborales, ‚Ķ), pero que, adem√°s, tiene otras implicaciones y repercusiones de car√°cter intangible o inmaterial: aprender lenguas diferentes nos permite expandir nuestro conocimiento y comprensi√≥n de otras personas y su cultura, incluyendo el de nuestra propia gente y cultura, creando as√≠ una experiencia de vida m√°s enriquecida, con una mayor sensibilidad social (Goetz, 2003)8 que permite una toma de perspectiva m√°s amplia y emp√°tica (K√≥vacs, 2009)9.

Del mismo modo, como afirman los neurocient√≠ficos, aprender lenguas tambi√©n cambia nuestro cerebro dot√°ndolo de una mayor flexibilidad para desarrollar diversas habilidades mentales (Javor, 2017)10. Aprender cualquier cosa ya produce cambios, aunque sean poco significativos, pero tal y como afirma John Grundy (2020), investigador especializado en biling√ľismo y cerebro, aprender un idioma lo hace muy r√°pido y en mayor medida al provocar una neuroplasticidad extensa en el cerebro. Dicho de otro modo, cuando se aprende una nueva lengua el cerebro se reorganiza estableciendo nuevas conexiones y nuevos caminos, haci√©ndolo m√°s eficiente, como demuestran numerosos estudios (Martensson et al, 2012)11, (Chung-Fat Yim, Sorge, Bialystok, 2017)12; por no hablar de otras mejoras como el mayor desarrollo de la empat√≠a (Javor, 2017) o la prevenci√≥n de la demencia a m√°s largo plazo (Anderson, Hawrylewicz, Grundy, 2020). 13

Torre de Gazate Airén

En definitiva, aprender lenguas no es tarea f√°cil, pero tiene m√ļltiples ventajas; adem√°s, en estos tiempos de incertidumbre, l√≠quidos, como se han dado en llamar, la ense√Īanza-aprendizaje de lenguas bien puede ser un instrumento para crecer en ciudadan√≠a, en tolerancia, para mejor entender a los otros y las otras y ,de paso, a nosotros mismos (del ego al alter y viceversa).

El reto que se nos plantea es mejorar la actitud ling√ľ√≠stica de nuestros ciudadanos y ciudadanas en una comunidad monoling√ľe como la nuestra y dotarnos de los mejores instrumentos y recursos para la ense√Īanza-aprendizaje de otras lenguas; entendiendo, adem√°s, que estos aprendizajes son oportunos y deseables a lo largo de toda la vida.

Luis Miguel Mi√Īarro L√≥pez
Maestro, antropólogo social y doctor en estudios filológicos

——————————————————

1 De la expresi√≥n en ingl√©s:‚ÄĚ Put yourself in someone else’s shoes‚ÄĚ. Para referirse a ponerse en la piel del otro, empatizar.

2 Cómo aprender otro idioma da forma a tu nuevo yo.

3 Knight, B(09-07-2021). UNSW Sydney. Newsroom. Disponible en: https://newsroom.unsw.edu.au/news/social-affairs/how-learning-another-language-shapes-new-you?fbclid=IwAR0lj0okCgj_etzpLweDoxYfWp5rmJFjb206UpHfNs-0BC7QehJ9p8esYXU

4 Maalouf, A. (1999). Identidades asesinas. Alianza Editorial

Lokinn

5 Garc√≠a de Le√≥n, D.L. y Garc√≠a de Le√≥n, J.E (2014), Educaci√≥n biling√ľe y pluralidad: reflexiones en torno de la interculturalidad cr√≠tica. Cuadernos de Ling√ľ√≠stica Hisp√°nica n¬į. 23, Enero-Junio 2014, pp. 49-65

6 Eliminación de los límites geográficos debido al uso de las TIC.

7 Mehisto, P. y Marsh, D. (2011). ¬ęApproachng the Economic, Cognitive and Health benefits of Bilingualism: Fuel for CLIL¬Ľ. En Ruiz de Zarobe et al (eds.). Linguistic Insights. Content and Foreign Language Integrated Learning, v.108: pp. 21-48.

8 Goetz, P. J. (2003). The effects of bilingualism on theory of mind development. Bilingualism: Language and Cognition. 6.1. 1-15.

9 Kov√°cs, √Ā. M. (2009). Early bilingualism enhances mechanisms of false-belief reasoning. Developmental Science. 12. 1. 48‚Äď54.

10 Javor, R. (2017). Bilingualism, Theory of Mind and Perspective-Taking: The Effect of Early Bilingual Exposure. Psychology and Behavioral Sciences. Vol. 5, No. 6, 2016, pp. 143-148.

11 Mårtensson, J., Eriksson, J., Bodammer, N., Lindgren, M., Johansson, M., Nyberg, L. y Lövdén, M. (2012). Growth of language-related brain areas after foreign language learning. NeuroImage. 63. 240-4. 10.1016/

12 Chung-Fat-Yim, A., Sorge, G. B. & Bialystok, B. (2017). The relationship between bilingualism and selective attention in young adults: Evidence from an ambiguous figures task. The Quarterly Journal of Experimental Psychology. 70. 3. 366-372.

13 Anderson, J., Hawrylewicz, K., Grundy, JG. (2020). Does bilingualism protect against dementia? A meta-analysis. Psychon Bull Rev. 2020 Oct;27(5):952-965.

Luis Miguel Mi√Īarro
Luis Miguel Mi√Īarro
Manchego. Doctor en Estudios Filológicos. Antropólogo social. Maestro.
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí